Superman #49

Guión: Gene Luen Yang, Greg Pak

Dibujo: Howard Porter, Aaron Kuder, Scott Kolins

Primera historia: Mientras Condesa y Jimmy buscan a Clark por toda Metrópolis, él se dedica a pelear por dinero. Obviamente no es algo que le guste (o eso se dice a sí mismo, pero la realidad es otra) y lo hace para mantener alejado a todo el mundo y conseguir información sobre Hodr-r. Jimmy le encuentra tras una pelea pero Superman se aleja de él para protegerle, aunque puede que no salga tan bien como esperaba ya que un ser hecho de arena con los antiguos poderes de Superman se lo pondrá muy difícil.

Segunda historia: Superman ha sido poseído por la sombra, la cólera. Lucha contra ella pero pierde. Completamente furioso rememora lo acontecido hasta ahora. Con sus poderes tan mermados y la vida de tantos inocentes en juego, tal vez no le quede más opción que usar la cólera para aumentar su fuerza y enfrentarse a sus enemigos, entre los cuales se encuentra un antiguo conocido. ¿Cuanto tiempo podrá nadar entre la suciedad sin mancharse???

CONTINUARÁ…

OPINIÓN PERSONAL: Quizá parezca que he resumido demasiado, pero es lo que hay. Un montón de páginas para un breve paso adelante (o atrás según se mire) en las sagas que ahora componen la historia del hombre de Acero (aunque de acero poco…).  Lo más interesante puede ser el conflicto que plantea en el hecho de que Superman usará el ojo por ojo contra sus enemigos y que se deje poseer por un ente malvado para luchar contra otros en unas condiciones más igualadas (esto me suena de Dragon Ball Z). En resumen, mucha miga y poca chicha. En cuanto al dibujo, la ausencia de Romita se nota, ni a favor ni en contra ya que su sustituto es de sobra conocido y o lo amas o lo odias. En una viñeta hay un guiño a Superman The Movie que si que me ha encantado, pero lo demás es regular. Kuder sigue fiel a su estilo aunque algo más sombrío y tirando más a la viñeta de lucha que a los detalles gesticulares.

El mes que viene parece que Superman se dedicará a soplarle los mocos a sus rivales… o ellos a él… ya veremos