Superman: La última familia de Krypton

Superman: La última familia de Krypton

Empezamos a reseñar las novedades de ECC que han ido saliendo en los últimos meses.

El primer cómic es un elseworld que nos presenta una interesante propuesta. ¿Qué pasaría si toda la familia EL viajara a la tierra ante la destrucción de Krypton?

El veterano guionista de Action Comics, Cary Bates y el artista Renato Arlem, nos lo cuentan.

Como siempre, Sin Spoilers

Cosas de casa

Lo más destacado es lo bien que desarrolla a los distintos personajes, el bueno de Bates. Consigue crear personalidades, con sus defectos y virtudes, que nos resultan cercanas y logra conectar con el lector en muchos niveles. Las discusiones de pareja, la conexión entre hermanos, la envidia, el sentirse rechazado, querer ser reconocido como persona…. Todos estos detalles hacen que, especialmente en el caso de Jor-El y Lara, lleguemos a conocerles de forma más profunda y veamos como les afecta sus distintas visiones del mundo.

Otro aspecto interesante es la relación entre Clark y Lex. El cómic no puede salir en mejor momento tras el anuncio del fichaje del nominado al Oscar Jesse Eisenberg para interpretar al famoso villano. Es difícil meterse en la mente de Snyder y Goyer, pero el enfoque de esta historia resulta bastante lógica de cara a la secuela. Amigos del colegio, donde Luthor destacaba por su inteligencia avanzada que deja en evidencia a cualquier maestro. Una relación muy Shakesperiana, donde los dos luchan por la atención de Jor-EL y como enfocan dicha “rivalidad”. Me gusta la referencia a la calvicie de Lex, logrando que resulte plausible y casi bíblico, una escena que podía ser ridícula sin el tacto adecuado.

Por otro lado, el cómic también trata sobre la lucha entre la ciencia y la religión. Es curiosa la relación entre la cienciología y la raología a lo largo de todo el relato (Un ser del espacio, el destino, el alma interior….) y como reaccionan los ciudadanos ante una nueva filosofía de vida. Un ejemplo de los conflictos religiosos y también una muestra de que al final, todos buscan el mismo fin. Paz interior.

Por último, destacar los guiños al universo Superman a lo largo del relato, con reinterpretaciones de Doomsday, Metalo (Con un final valiente) y Brainiac. En especial destacar al primero, muy realista y que encaja perfectamente con el tono reflexivo del cómic. No quiero dar más detalles porque estropearía la lectura, pero seguro que os sorprende.

Arlem y los detalles

Respecto al artista, señalar que lo más llamativo es sin suda los detalles que tienen sus viñetas. Cada escenarios (escuela, salón, espacio) cuentan con todo lujo de pequeños objetos que ayudan a introducirse en los escenarios y tener la sensación de que uno se encuentra allí mismo, mirando por una ventana.

Respecto al diseño de los personajes, decir que se nota mucho el homenaje/influencia de la serie “Smallville”. Tanto Clark como Lex tienen el rostro de Tom Welling y el gran Michael Rosenbaum (Best Lex ever) respectivamente. Sin duda, un guiño a los fans que seguro que les saca una sonrisa mientras leen el cómic.

Por desgracia, ese mimo por los detalles no se aprecia en algunas emociones de los personajes. Así, Lara aparece hermosa en una viñeta y de repente en la siguiente, al sonreír, tiene una cara muy extraña (Atentos a la conversación con Ma Kent). Es una pena que dediquen tanto tiempo a los escenarios o paisajes y no cuiden esos detalles tan importantes para poder captar la emoción del personaje. A su favor, señalar que el paso de los años se marca muy bien en los personajes y los pequeños matices que va introduciendo a medida que crecen, tienen sentido una vez que son adultos.

Destacar el trabajo del colorista Allen Passalaqua (Tierra 2), que logra dar ese tono característico a los distintos escenarios, jugando mucho con el contexto (tecnología, campos abiertos, escenas de acción) logrando un trabajo muy compacto.

Excelentes portadas de Felipe Massafera (Green Lantern), con un estilo muy realista, propio de la escuela de Alex Ross.

Conclusión

Un cómic muy entretenido que nos da respuesta a la pregunta que muchos nos hacemos. ¿Qué pasaría si Kal-El no viajaría solo?

Mezclando filosofía, acción, religión, ciencia y relaciones de familia, Cary Bates nos regala un elseworld de calidad donde vemos algunas reinterpretaciones de personajes icónicos de la historia de Superman que seguro no dejaran indiferente al lector.

Imprescindible.

Iskander López