Superman Tierra Uno: Vol. 2

Superman. Tierra Uno – Vol. 2

Por fin nos llega la esperada continuación de “Superman. Tierra Uno” un nuevo reinicio del hombre de acero que cosecho criticas muy dispares, a pesar de lo que se nos intenta vender. Vuelve el mismo equipo creativo capitaneado por el guionista J. Michael Straczynski.

Como siempre, Sin Spoilers.

Empecemos por su guión. Tengo que empezar diciendo que me gustan las historias de Stracynski, aunque en el cine es otro tema. Su guión de “Superman: Con los pies en la tierra” (la última obra del Superman del siglo XX) es humano, hace que nuestro héroe tome decisiones nunca vistas y se aparte un poco de sus poderes. Bien, en este nuevo tomo recupera una de esas ideas. Le hace tomar decisiones a las que no estamos acostumbrados.

La historia comienza de forma muy lenta y por momentos llega a confundir. No por ser complicada sino que intenta establecer todos los frentes de la historia en muy pocas páginas. Pasamos del Daily Planet, a la nueva casa de Clark, de ahí a la presentación del villano, otra vez a Clark, Superman, Lois… Todo en apenas unas viñetas,  lo cual impide que nos de tiempo a conectar con los personajes, en especial con la vecina de Clark.

Voy a detenerme aquí un momento. Sin desvelar demasiado, no me entra en la cabeza la conducta de Clark, en especial en la página 49. Demasiado simple, a pesar de las razones que luego leeremos. No es nada creíble y el autor toma la decisión de acudir a lo fácil (al físico) en vez de intentar mostrarnos algo más realista – no olvidemos que la idea de estos reinicios es acercarle a los nuevos lectores y humanizarlo- y queda, perdón por la expresión, de chiste.  Luego intenta arropar esa conducta con aspectos psicológicos de toque juvenil – la conversación con Pa Kent, pero eso hace que la idea quede peor.

Respecto al villano, señalar que vuelve a caer en el mismo error que en la primera parte. Un villano sin mucha gracia y aunque en este caso es un viejo conocido, Parasito, se le intenta dar un nuevo origen que justifique su mala leche. No aporta demasiado, aunque es de agradecer que cuando nos muestra los flashbacks de su infancia, no intente justificar su maldad con algún trauma (como hicieron con Hannibal Lecter, por ejemplo).

Un acierto es la trama del ejército. Lógica, bien llevada y con un personaje frío y calculador… que en este caso el oficial al mando, es una mujer. Coronel Lee y se agradece que no siempre sean hombres o soldados veteranos.

A partir de la página 74 la cosa mejora y debido a un percance, podemos ver un Clark Kent muy bien definido, poniéndole contra las cuerdas y haciendo una reflexión, no muy novedosa ni original, pero que si que tiene justificación y no es simple relleno (conversación con Ma Kent).

La resolución es trepidante, aquí si que tiene sentido un ritmo ágil, y consigue que no paremos de leer. El guionista de una de las mejores etapas de “The Amazing Spider-Man”, cierra bien todas las historias paralelas y nos regala uno de los momentos más determinantes en la nueva historia del personaje. No puedo decir qué, por no estropear la lectura. Leer a partir de la página 106 y entenderéis lo que digo.

Si nos centramos en los personajes, decir que el cómic gira respecto a Clark, Coronel Lee y parasito. Todos los demás, sin contar los vecinos, no tienen mucho peso y parece que serán una parte muy activa en el tercer volumen.

Clark…. Bueno, se parece mucho al Peter Parker de algunas historias de Spider-Man, en especial las nuevas.  Para mí no es un gran Clark, se parece demasiado a otros personajes y al perder cierta torpeza y bondad…. Se convierte en un chico más en el mundo del cómic. Sabemos que es nuestro Clark por el apellido.

Respecto a la “sorpresa final”, decir que es una nueva reinterpretación de un personaje mítico y hay que esperar para valorarlo con justicia. Eso si, la Coronel Lee promete grandes momentos.

Analizando el dibujo del joven talento Shane Davis, decir que es impresionante. Un detalle bastante curioso es como enfoca el traje de Superman, según su nivel de enfado. Gracias al aporte de Barbara Ciardo, los tonos se van apagando según avanza la historia y eso ayuda a resaltar el momento emocional del personaje.

La revisión de Parasito es excepcional, mostrándolo más peligro que nunca, incluso con movimientos ágiles, muy de artes marciales (pag. 71).

Los combates, gracias al recurso de dividir un mismo escenario en dos viñetas dentro del mismo plano, ayudan al movimiento de los personajes.

Mención aparte se merece el traje de protección de Superman. Un excelente trabajo de dibujo, tinta y color. Lleno de pequeños detalles, incluso a la hora de cerrar el puño o de golpear, donde vemos como se adapta a los movimientos de Kal-El.

Conclusión

Un avance respecto al primero, pero que sigue arrastrando los mismos problemas. Un villano sin chispa, un Clark que pierde la esencia de Clark y algunas justificaciones que caen en saco roto (relación con la vecina).

Destacar nuevamente el dibujo y la introducción de la Coronel Lee, junto con la resolución final sobre el conflicto en la isla, donde se ve una evolución del personaje y cierto riesgo por parte de Straczynski.

 

Copyright del artículo © Iskander López. Reservados todos los derechos