La reseña que os traigo hoy relata la historia de la trinidad de los tres pilares de DC. En 2003 se creó una miniserie con la santa trilogía de DC que consta de tres maravillosos episodios a cargo de Matt Wagner.

La historia comienza en Metrópolis, Clark Kent nos cuenta cómo, en su recorrido diario hasta el trabajo, se "esfuerza" por perder el tren entre semana, llegar tarde y así seguir pareciendo un completo desastre, patoso e ingenuo. Pero a parte de precavido, nuestro héroe es oportuno, pues ese mismo tren es atacado por un francotirador que asesina al conductor creando un pánico catastrófico entre los pasajeros. Superman aparece parando el tren sin más complicaciones pero, el misterioso francotirador, desaparece sin dejar rastro.

Poco después, vemos a Superman acicalandose en La Fortaleza para una cereonia mientras, en las viñetas siguientes, se ven a los malos tramando el siguiente paso de un plan que estaba organizado desde el principio (accidente de tren incluído), cuyo objetivo es encontrar y rescatar a Bizzarro.

Una vez en la ciudad,Bruce Wayne se pone en contacto con él para decirle que estuvo "limpiando" su ciudad la noche anterior y para darle información sobre un cargamento con mercancía peligrosa y una información sobre Lexcorp que está encriptado y hay que descifrar.

Mientras tanto, vemos cómo la implacable Artemis es reclutada por Ra's Al Ghul, después de un demostración más que suficiente de sus hablilidades.

Clark intenta descifrar el disco mientras Lois sale de la nada con su parloteo habitual, pero Clark está centrado en ese momento y Lois lo frena en su trabajo, así que la echa de la oficina.

Poco después Superman descubre que Bizzarro ha sido misteriosamente descongelado y que ha secuestrado un submarino del que se cae un misil en el zarandeo. Para desgracia de Bizzarro, ese misil cae en Isla Paraíso. Esto obliga a Wonder Woman a tomar cartas en el asunto y a reunirse con Superman y Batmn para descubrir quien está detrás de estos ataques y qué es lo que pretende con ello.

Opinión Personal: Absolutamente perfecta, este trío es una de mis debilidades comiqueras, junto  a la historia de Dick Grayson como NightWing o Superman/Batman:Absolute Power que os anuncio;reseñaré en breve (jeje). Matt Wagner sabe hacer este tipo de colaboraciones sin despeinarse y creando, me atrevo a decir, una especie de continuidad de World's Finest. Es una recomendadísima miniserie que no podéis dejar de leer y disfrutar.

Pocos autores pueden manejar una historia de esta envergadura con la fineza y el estilo de Matt Wagner (los colores de Dave Stewart ayudan, eso sí). El arte es magnífico, el guión se mueve sin pausas (pero sin saltos desmedidos) entre los distintos escenarios, y no se pierde tiempo en repetir obviedades. La manera en queWagner interpreta a los personajes se relaciona directamente con el World’s Finest deGibbons y Rude, al que sirve un poco como continuación. En resumen, una historia más que recomendable, que se puede encontrar en un tomo recopilatorio de casi 200 páginas.

Me despido ya supermaner@s! Ya sabéis; larga vida a John Byrne!!

Por Miriam Lake (@AinnssLane)

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario