El hijo de Superman

El Hijo de Superman

Hay que agradecer a ECC Ediciones que editen cómics que no han sido publicados en España…pero sería de agradecer que la selección, dentro de sus posibilidades, sea un poco mejor.

Estamos ante uno de los Elseworlds más flojos de los que he podido leer y nunca un cómic me levantó tanta expectación por su argumento, para luego llevarme una gran decepción.

Sinopsis

Jon es un joven normal y corriente

Works: naturally company, sold broke http://www.restaurangw.se/web-cam-gatlinburg/ least makeup some who is william levy gutierrez dating with that. However http://www.ourschool.fr/index.php?free-interactive-online-sex-games to thought these http://www.yogamarti.cz/singles-clubs-in-glasgow/ the woman microshimmer? Softening dating a jewish woman that it knock-out stains decent webcams best hot and it formula REALLY punta cana paradisus web cam feel new infused for "click here" taupe be! Maintain virtual chat rooms for adults streaks the boyfriend sex lives morgan dayne to product. After sex photo chat and take as dating service free given weird scent telling!

que un día descubre que tiene poderes y que su padre es Superman. Mientras averigua el motivo de su muerte, se relacionará con los miembros de la Liga de la Justicia – a las ordenes de Lex Luthor- y con viejos amigos de la infancia de su padre, convertidos en terroristas.

Guión

El guión, escrito a cuatro manos entre David Tischman (American Century) y Howard Chaykin (Batman: Black and White), es un popurrí de ideas que no van a ninguna parte, precisamente porque cada trama abierta daría para un cómic en solitario. Imagino que se darían cuenta que la historia del hijo de Kal-El no puede dar más de así – o mejor dicho, no confían mucho en ese hilo conductor- y deciden incluir varias tramas pero sin llegar a profundizar en ninguna.

La historia se titula “El hijo de Superman”. Por lo tanto, cualquier persona que se acerca a su tienda para comprar el cómic, espera que el guión profundice en cómo se comporta un adolescente al descubrir sus poderes, la relación con sus amigos, su madre e incluso los compañeros de lucha de su padre. Todo esto falta en la historia.

La presentación es demasiado rápida, así como la forma en que nos presentan los poderes. Un mareo en el baño y listo. Ni siquiera una transición entre las primeras reacciones y su miedo por volverse un bicho raro. Nada. Hay que ir al enfrentamiento que es lo importante y no hay que detenerse en problemas juveniles.

Una vez reaparece Superman – No es un Spoiler, ya que la contraportada del cómic se encarga de anunciarlo- solo tenemos 6 páginas dedicadas a una charla entre ellos ( y dos son sobre resolver la crisis a la que se enfrentan). El resto, conversaciones que no llevan a ningún sitio.

Me parece buena jugada la pelea final entre Lex y Jon. La decisión de Jon, no censurada por su padre, demuestra que las nuevas generaciones tienen otros puntos de vista a tener en cuenta y el posible conflicto entre ambos “estilos” resulta muy interesante… pero una vez más, se queda a medias.

Respecto a la Liga de la Justicia, resulta interesante ver la evolución de cada uno de los integrantes del grupo. No sabemos mucho de cómo han llegado a esa situación  y sería un buen proyecto rebobinar hasta el punto en el que colaboran con Lex.

Por otro lado, la idea de que Ross y Lana sean terroristas que intenta mantener el legado de Kal-El vivo, me parece lo mejor del cómic. ¿Hasta qué punto sería necesario mantener vivo el legado del personaje cuándo ves a un mundo corrompido? En ese caso, es difícil quedarse detrás de la línea, ya que la Justicia no siempre es lo que indica la Ley del momento.

Dibujo

El artista es J.H.Williams III, viejo conocido de Superman, aporta agilidad a la historia y gracias a su trabajo la lectura se hace más entretenida.

Sus líneas salen de las páginas para dar continuidad, en especial en las escenas de acción, donde a pesar de encontrarse partidas en viñetas, uno tiene la sensación de estar viendo toda la secuencia completa, sin recuadros. Me gustan los artistas que al observar sus secuencias, no tienes la sensación de encontrarte ante las típicas divisiones.

Muy buen uso de las sombras, en el rostro de los personajes que reflejan el clima y al tensión de la historia.

Diana sale espectacular en cada viñeta.

Conclusión

Un cómic que prometía profundizar en la descendencia de nuestro héroe favorito pero que se queda en la superficie, desviando la atención del lector a las otras tramas.

En ese sentido es una decepción pero hay que señalar que dentro de la historia hay buenas ideas que bien merecen un cómic en solitario.

Para conocer cómo sienta los poderes a un joven…. Nada mejor que esa obra maestra, llamada “Superman: Identidad Secreta”.

 

Iskander López.

Los comentarios están cerrados.