Superman vs Spiderman

1976, Marvel y DC se unían para hacer la primera colaboración conjunta (ahora, por lo visto, se llama Time-Up...) de la historia del cómic, con sus dos iconos del momento; Superman y Spider-Man. Stan Lee y  Carmine Infantino nos dejban boquibiertos con esta maravilla del noveno arte con un guión de Gerry Cony y los dibujos de Ross Andru.

Nada más abrir el cómic nos encontramos con una "intro" del propio Gerry Conay explicando su trayectoria y cómo había surgido esta genial idea.

Vamos a profundizar un poquito en esta historia, ya que esta fusión comienza con tres prólogos (muy acertados, todo sea dicho), uno por cada personaje y otro destinado a los villanos, que nos pone en situación antes del choque entre titanes y consta de 4 capítulos y un epílogo. De hecho, el primer capítulo de los cuatro que contiene esta publicación se titula: Duelo de Titanes.

En este primer episodio las vidas de ambos se cruzan al tener que cubrir la misma noticia en Nueva York. Hasta allí se desplazan Lois y Clark para enterarse de primera mano del lanzamiento espacial que deben cubrir.

Tanto Clark como Peter están en un momento difícil de sus respectivas carreras ya que son infravalorados en su trabajo. La trama se complica cuando nuestra, siempre oportuna, Lois Lane se mete en líos subiéndose a un andamio, pero Peter logra agarrarla. Después de elogios entre colegas de gremio surgen más problemas, de mayor magnitud y Peter se ve obligado a ponerse el traje de Spider-Man. Cuando Superman aparece, se crea una tirantez palpable en cada frase y un cuestionamiento de egos, si me permiten la apreciación. Nace aquí el segundo capítulo titulado: Cuando los Héroes Chocan.

El segundo capítulo se complica soberanamente, pues ambos héroes desconfían el uno del otro por los últimos acontecimientos. La desconfianza los sobrepasa hasta tal punto, que llegan a las manos en una batalla campal para nuestro total y alucinado disfrute. Tras ver que la situación se le está yendo de las manos, Superman omite su último puñetazo calmando las aguas entre ambos y se dan cuenta de lo que realmente está pasando.

En el tercer capítulo llamado La Llamada de la batalla, los dos héroes ya en el mismo bando, siguen el rastro de un resto energético que los lleva hasta los villanos, que no son otros que el incansable y maníaco Lex Luthor y el Doctor Octopus. Es aquí donde empieza el "buen rollito" entre ambos y la compenetración hasta el punto de salvar la vida de Spider-Man en una ocasión.

Capitulo cuarto, titulado: La decisión final. Cuando ambos superhéroes descubren las estratagemas de los malos, estos ya están muy lejos intentando llevar a cabo  sus malévolos planes que rozan la locura completa y reflejan una vez más, la caprichosa mente de un sociópata adinerado como Lex Luthor.

Opinión Personal:No quiero desmantelaros esta magnífica publicación, pues creo que de verdad merece la pena que lo descubráis por vosotr@s mismos. Me ha costado mucho no contaros en la reseña ningún detalle relevante pues esta mini serie está cargada de matices verdaderamente sustanciosos. Así que, querid@s supermaner@s, no me queda más que poner ahínco en que busquéis y leáis esta maravillosa entrega y que si ya la habéis leído, comentéis en la web vuestras apreciaciones.

Por Miriam Lake (@AinnssLane)

No hay comentarios

Agregar comentario