Superman Unchained 7

Superman unchained 7Llegamos a los últimos números de la mini serie, ya que la idea principal siempre fue hacer 9 números, y la tensión es insostenible. Asistimos al enfrentamiento entre el gobierno y Wraith contra Superman, Batman y WonderWoman.
No hay vuelta atrás…..

Toda la carne en el asador

Después de seis números donde Snyder se ha preocupado de cuidar a los personajes y de darle cierto trasfondo a cada uno de ellos, en especial al villano y al General Lane (Protagonista en la sombra de la serie), es el turno de sacar la artillería pesada y demostrar de lo que son capaces cada uno de ellos.
Argumentalmente no hay mucho que reseñar, ya que estamos ante el típico número con mucho ritmo y acción, salvo quizás, la seguridad que muestra el padre de Lois al tener tan cerca de la victoria. Más prepotente que nunca, más decidido a derribar al héroe e incluso vacilón en algunos momentos. Un personaje que como ya os comentaba en las primeras reseñas de la serie, pocas veces ha tenido tantos momentos de lucimiento y se agradece que a pesar de introducir a un personaje que haga sombra a Superman,, respecto a los poderes, cuando más interesante resulta el enfrentamiento es cuando el enemigo es humano.
Por otro lado Lois Lane sigue demostrando que su amor y lealtad al héroe no tiene fin, ya que se mantiene a su lado hasta en los momentos más complicados. Si bien siempre hay el típico recurso para protegerla, es importante que sigan mostrando ese lado guerrero. Ahora que la pareja de moda es Superman y WonderWoman, no debemos olvidar las cualidades de Lois que siendo vulnerable, se muestra como una auténtica guerrera.
El ritmo es ágil, el nuevo “traje” sorprende mucho y le da cierto toque mitológico, más si cabe, a Kal-El. Es curioso que a pesar de que Superman siempre va sin escudo, ni armas, no le sienta nada mal algunos de los accesorios que le introducen en la serie. Ya lo vimos en “Superman: Reyes de la Hechicería” o en el mítico crossover con los Vengadores. Estaría bien verle más a menudo con algún atrezzo…..

Jim Lee en su salsa

Al mítico dibujante nunca se le han dado bien las escenas íntimas pero en cambio se mueve como pez en el agua en la acción y en las Splash-Page.
Este número es un claro ejemplo de ello. Desde el ataque a la Fortaleza de la Soledad o el combate en la batcueva. Grandes planos, poses que potencian el tono épico del número y mucho juego con el tempo narrativo en las distintas viñetas.
Eso sí, su obsesión por los músculos juega una mala pasada y vemos una mala combinación de pose y color. Página 5, Superman abre una capsula y sus brazos parecen los de un culturista dopado pero si nos detenemos en la viñeta, descubrimos que lo que parece su brazo es parte del compartimento. ¿El problema? Que al colorear el fondo y los brazos en el mismo tono se fusionan como si fuera uno, otorgando a Super una imagen amorfa.

Conclusión

Listos para el acto final en dos números que prometen emoción hasta la última viñeta.
Puede que no sea la gran serie que todos esperábamos pero sin duda es mucho mejor que las series principales y por primera vez en mucho tiempo, tenemos una serie diferente que aporta detalles interesantes a la mitología supermanera, en especial, en los secundarios.

Iskander López

No hay comentarios

Agregar comentario