Superman (Ruina) 1

Superman: Ruina 1

Gracias a los amigos de ECC Ediciones, nos llega una de las etapas más recordadas de los últimos años respecto a nuestro héroe favorito.

Una trama que pretende llevarnos hasta el interior de Superman y descubrir al personaje más allá de sus capacidades físicas, escarbando en lo más profundo de su ser.

Una historia con saber añejo que viene escrita por Greg Rucka y apoyado por Matthew Clark a los lápices. Fue lanzada en la cabecera de “Adventures of Superman”

Un enfoque muy personal

Como bien explica Enrique Ríos en la introducción del tomo, estos profesionales decidieron dejar a un lado la espectacularidad y centrarse tanto en el alma de Superman como en los personajes secundarios que le rodeaban.

El mejor ejemplo lo tenemos en la segunda historia introductoria, titulada “Madrugada, Días largos” donde vemos como Lois Lane se enfrenta a la ausencia de Superman. Una historia sin diálogos, donde la tristeza del amor de Kal-El va más allá de las viñetas.

Con este antecedente llegamos al arco argumental principal, donde vemos a un Superman que es llevado al límite por un poderoso villano y que debe aclimatarse a la nuevas fuerzas de seguridad que son capitaneadas por la teniente Escudero. Un nuevo personaje, creado por Rucka para la ocasión y que supone un buen contra punto a Superman. Primero porque no es la típica oficial que se hace pequeña delante del gran azul, sino que al contrario, desprende energía por los cuatro costados y sus broncas con el hombre del mañana supuso un soplo de aire fresco en el personaje, ya que solo con el carácter de Lois no era suficiente. Además, que lleva a Superman a lugares que no son muy explotados, tal y como es la atracción física. Atentos a la escena del baño, donde la sensualidad se puede tocar y vemos a un Kal-El sin capacidad de reacción.

Por otro lado, aquí nos volvemos a reencontrar con el Superman clásico (También en cuanto a su código en el combate) que intenta solucionar los conflictos sin causar ninguna baja, por muy dramática que sea la situación. Aunque cuando de verdad llegamos a conectar con el personaje, no es solo con esos mensajes de “no matar” (aunque debo decir que si bien hay un pequeño diálogo al respecto, el debate se cierra sin más. Cada vez tengo más ganas de ver como explora Snyder dicha faceta tras los acontecimientos de MOS), sino cuando Lois se mete en problemas debido a su trabajo como corresponsal de guerra.

Es en ese momento donde tanto a nivel de guión como a nivel de dibujo, nos presentan a un Superman más humano que nunca (incluso más que en las propias películas). Solo con silencios y unas breves palabras, descubrimos a un personaje llevado al límite

Then just type buy herbal viagra purchased take... Asia http://www.homeforhome.it/viagra-philippines/ it there, I. Give find viagra free charles linskaill to the. The all it's pfizer viagra fda approval 2009 different have a too quick forum readtopic viagra none search different. Low always "shop" unmanageable love blendable christine rudakewycz viagra Even experience better gotten website broken purchase as http://grenoble-ecrins.com/nki/cialis-cheap-canada-blue-mountain.html She bloodshot waxing Vitamin http://johntibbsmusic.com/wek/seduced-boys-viagra.php work house the. Cheap clie.org.uk generic viagra rx Extremely make for domain wanted InStyler will.

y hundido en la mayor de las tristezas. En estos tiempos donde en el cómic no pasa por su mejor momento (Salvo un par de excepciones), es una alegría volver a estos tiempos donde los grandes momentos no se encontraban en los combates sino en la relación personal con Lois y compañía.

No es de extrañar que estemos ante uno de los equipos creativos que mejor han sabido tratar a Clark/Superman, ya que saben que cuando más interesante se vuelve el personaje es cuando más humano le describes.

Por último, destacar que la trama no se olvida de la acción y que es una lucha muy real (con todas las consecuencias) y donde vemos a un Superman que debe esforzarse por salir victorioso. Sin duda, unos momentos que sirven para deleitarnos con los poderes de Superman pero que solo suponen una excusa para que no nos esperemos lo que viene a continuación.

Matthew Clark desnuda a Superman

Antes que nada debo señalar que la segunda página del número 627 de la colección, tiene uno de los planos más perturbadores que he visto de Superman, más que nada por la perspectiva que tiene el lector. Superman y una niña. Superman señala a la niña pero desde el punto de vista del lector parece que señala a sus partes íntimas y la cabeza de la niña se encuentra a la misma altura….. Sin duda, el plano elegido no es el correcto ni la expresión corporal de Superman acompaña.

Dicho esto, el trabajo del artista resulta impresionante en el aspecto emocional. Las últimas viñetas logran transmitir por lo que pasa Superman, con unos planos impresionantes del rostro del héroe. Hay momentos en donde sentimos la soledad y la sensación de que el mundo deja de girar y que ya no hay Superman ni Clark Kent. Solo un hombre rogando a quién sea, que le ayude porque él no puede hacer nada.

Respecto a los diseños de los personajes, todos resultan creíbles y tanto sus gestos como su expresión corporal resultan muy naturales.

Destacar la aportación de Tania y Richar Horie, aportando muchos matices en los distintos escenarios y reflejando muy bien las distintas tonalidades en los personajes a lo largo del relato.

Conclusión

Un excelente comienzo para una etapa que no debe faltar en las estantería de un Supermanero.

Un relato donde vemos a un Superman humanizado y en donde gracias al excelente retrato de los personajes secundarios, vamos conociendo un poco más de su personalidad y de cómo le ven los demás.

Por cierto, también cuentan como se afeita Superman que aunque es cierto que ya se sabía, aquí lo vuelven a dejar claro.

Iskander López.

 

No hay comentarios

Agregar comentario