Superman: Otros mundos. Por José Luis García López

otros_mundosEl tomo recoge una de las mejores historias del personaje, “Superman: Kal”, con guion de Dave Gibbons, junto a “Superman, INC” y “Realworlds: Superman”, con guiones de Steve Vance.

Superman Medieval

Empezando por “Superman: Kal” y aunque el argumento lo conocéis perfectamente, simplemente indicar que la nave del pequeño Kal-El aterriza en la tierra… en la época Medieval. Allí, trabajará como herrero, hasta que hace acto de presencia Lois, Luthor  y la lucha por la justicia….

Debo reconocer que Dave Gibbons (“El hombre que lo tenía todo”), los tiene cuadrados. No quiero lanzar ningún Spoiler y por lo tanto no voy a destrozar la historia, ni a contarla capítulo a capítulo. Tan solo indicar que no estamos ante la típica historia de Superman. Aparte del hecho de ser en la época de las armaduras y  los castillos feudales, Gibbons se atreve a llevar la historia de amor de Kal y Loisse (así se llama en la historia) a niveles  Shakesperianos.

Tenemos a un Kal más humilde, en todos los niveles, pero con el mismo físico. Ahora bien, sus acciones no son las típicas de Clark Kent, en una demostración del talento de Gibbons, ya que en aquella época, uno luchaba por lo que quería y en la mayoría de los casos era peleando. Por ese motivo, tenemos a un Superman que no tiene reparos en pelear, enfrentándose a sus enemigos hasta las últimas consecuencias.  

Por otro lado, nos muestra un Luthor – Barón Luthor para ser exactos – con una agresividad poco vista hasta ahora. Más que inteligencia, debido a la época en la que nos situamos, su fuerza se basa – en mayor medida – en su poder a la hora de causar temor en la población. Le vemos sin piedad, dejándose apoderar por la ira (Como en la noche de bodas. Uno de los momentos más crueles de la historia del personaje), siendo una de las versiones más crudas de Lex y de las más acertadas, que demuestra que si un autor se atreve a romper lo establecido, suelen salir cosas maravillosas.

Respecto a los demás personajes, decir que también tienen una gran definición. Por ejemplo, Pa y Ma Kent siguen siendo unos granjeros humildes, aunque en esta ocasión son un vivo reflejo de la época, al aceptar dinero por alguien muy querido… En cuanto a  Jamie (Olsen) se muestra un soñador y su descripción es parecida a la de la historia original. La más perjudicada es Loisse, al tener menos protagonismo, pero conservando su carácter rebelde y la defensa de sus ideales.

Centrándonos en el guion, recoge muy bien las costumbres de antaño (torneos, miedo al diablo, la diferencia de clases, el abuso de poder con los campesinos) y el guiño final a una de las grandes leyendas de la novela medieval, nos hace pensar que el autor siente especial cariño por este mundo tan antiguo, cruel y misterioso.

Como hemos señalado al comienzo, el autor no tiene miedo a tomar ciertas decisiones, sorprendentes y arriesgadas por igual, pero que hacen, al menos para mí, que esta historia sea una de las mejores de toda la vida del personaje. Arriesga, traspasa lo estipulado y todo con estilo y sentimiento (hay páginas que llegan muy adentro y sufres emocionalmente).

Caminando por la época

El dibujo tiene multitud de detalles de la época (la escena de la boda a doble página es una delicia) y consigue que la historia avance con ritmo, teniendo la sensación de que las viñetas salen del cómic, al no utilizar una técnica lineal, permitiendo que algunos dibujos se sobrepongan a otros (un ejemplo sería la escena cuando construye la armadura).

Por último, señalar que los grandes planos de Kal, ya sea trabajando o como guerrero, ocupan toda una página y siempre en poses que nos transmiten movimiento. Más que un cómic, el genial artista logra que observemos lienzos de la época, captando todas las emociones por las que pasan los personajes.

Conclusión

Una apuesta arriesgada que solo un genio como David Gibbons podía realizar. Se convierte en el ejemplo perfecto de que no hay ninguna regla que deba respetarse sobre un personaje, ya que cuando las rompes con estilo, el resultado no solo es más interesante sino que se puede lograr, como en esta ocasión, una Obra Maestra.

Superman: Kal” es uno de esos cómics.

Superman INC y Realworlds: Superman

Respecto a las otras dos historias que completan el volumen, señalar que intentan acercarnos a un Superman real, en donde se aborda su figura desde dos aspectos.

En un primer lugar, al convertirlo en una persona que desconoce su origen y considera que sus habilidades son una bendición. Por ello, al comprobar que destaca en los deportes, trabaja para ser la mayor estrella de la historia. El autor intenta mostrar los distintos caminos que se pueden seguir a la hora de utilizar tus habilidades y si bien no entra en el debate populista del dinero, sí que transmite la idea de utilizar parte de ese éxito en ayudar a los demás.

Gracias a la rivalidad con Lex Luthor, la historia cobra actualidad, ya que la lucha por ser el mayor empresario, importando solo las ganancias al final del año, es algo que vemos anualmente con las famosas listas. La moraleja de la historia nos enseña que debemos pararnos a pensar en cómo repercutir tanta influencia en la comunidad.

La segunda de ellas, nos lleva a los años 50 y nos habla de la venganza, de la ira que todos llevamos dentro y cómo todo ello, solo nos lleva hacia el caos, al llevar dolor a las personas cercanas a nosotros. Una historia en donde cuesta ver a Superman, ya que nos la enfocan desde la interpretación errónea de ser alguien influyente e importante. Un detalle que merece ser aplaudido, al querer hacer reflexionar al lector de una manera fresca y que rompa los  moldes clásicos.

Opinión personal:

Un tomo que recopila tres historias alternativas y que cada una pretende mostrar las principales características del personaje desde tres perspectivas distintas, ya sea la lucha por la justicia, la ayuda a los demás y el poder mal entendido.

Versiones que se alejan de lo oficial, pero que desprenden cariño por el personaje.

No hay comentarios

Agregar comentario