Superman El Hombre de Acero: Cambiar de Lugar


Superman El Hombre de Acero: Cambiar de lugar

Os traigo lo que se conoce como el comienzo de la saga de La muerte de Clark Kent (no confundir con la muerte de Superman), la antesala o prólogo (como prefiráis) de esa historia que fue recopilada por Ediciones Zinco en dos tomos. Aunque para ser más certeros, el prólogo de esa historia es el capítulo anterior ( El sin sabor de saberte sabido, correspondiente a Man of Steel #44 en USA),mi reseña de hoy es sobre el último episodio (Superman #99) que bien se puede leer de forma independiente, como dice Saavedra en la introducción del cómic. Os hablo del episodio Cambiar de Lugar, un "team-up" entre Superman y el Capitán Marvel, tan corto como intenso, que disfruta de un guión hecho por Dan Jurgens, los lápices de Gil Kane y la tinta de Joe Rubinstein.

Este episodio comienza con Billy en la radio de Fawcett, anunciando entre lágrimas que el próximo domingo es el día de la madre.

Mientras tanto, los Kent deciden hacer un viaje familiar para celebrar ese día y se suben a su caravana para pasar una estupenda velada en la Ciudad de las Maravillas (Fawcett). Pero nada más cruzar, algo extraño sucede. Clark es arrastrado por una fuerza invisible hacia fuera de la ciudad, haciéndole imposible el acceso a la misma.

Esta extraña fuerza solo lo mantiene alejado de la ciudad a él y, como siempre, Superman se pierde entre pensamientos (tras haberse puesto el traje en un abrir y cerrar de ojos, por supuesto) intentando descifrar el dilema. Al otro lado se encuentra Billy, quien se alerta al ver al Kriptoniano merodeando por los alrededores de su ciudad y decide transformarse para ver qué sucede. Pero la confusión es lo que el Capitán Marvel recibe por respuesta y ambos se introducen en una lucha que ni ellos mismos entienden y de la cual deberán descifrar la incógnita antes de que sea tarde para alguno de ellos, o para ambos.

Pocos seguidores del cómic actual estarán de acuerdo conmigo en que los cómics de aquellas épocas, por cortos que sean, superan con creces a la mayoría de colecciones actuales.Que si, que en ciertos aspectos comiqueros me he quedado en el pasado (es el caso del Superman de John Byrne y aquellas historias noventeras) pero creedme cuando os digo que a partir de este nuevo siglo, bajo mi punto de vista, la calidad de las historias ha bajado considerablemente. Esto no significa que no me gusten las actuales, cuidado, pero sí noto esa falta de satisfacción completa que sentía al leer cómics en otras épocas. 

 

Opinión Personal: Este episodio me gusta especialmente por el protagonismo que se le da al señor y la señora Kent y ese concepto de la familia, tan ansiado por Billy Bat. El día de la madre le recuerda a Billy su carencia, carencia que el ser humano usa para hacerse fuerte a medida que va madurando. Como todos los "team-up" de los que he disfrutado, destaco el trabajo en equipo de dos superhéroes, de estos dos portentos de la naturaleza que luchan con nobleza ante la adversidad y la maldad suprema. Además de que la presencia de otros héroes refuerza los tributos e historias de Superman. El éxito de la Liga de la Justicia creo que radica aquí: en una convinación de poderes y personalidades muy diferentes en cada uno de ellos y en cómo, a pesar de sus diferencias, son capaces de designar y llegar a un bien común.

Nada más por hoy, supermaner@s, espero que disfrutéis del fin de semana deborando cómics!!

LARGA VIDA A JOHN BYRNE!!

 Miriam Lake (AinnssLane)

 

No hay comentarios

Agregar comentario