Superman 26

superman_num26 (1)Guión: Scott Lobdell, Austin Jordan.

Dibujo: Paulo Siqueira, Kenneth Rocafort

El Regreso de Krypton, conclusión.

El Oráculo, el ser de gran poder que aparece cuando un planeta esta a punto de fallecer, observa como los tres protagonistas de la historia luchan por ayudar a que eso suceda. Impredeciblemente, Superman, Supergirl y Superboy, intentan evitar que Krypton sobreviva, luchando en tres épocas diferentes de todas las que ha creado H'el.

Superboy, Kon, como le llaman a veces, ayuda a una joven Kara a escapar de un furioso Erradicador.

Superman, posado en una torre, contempla su propio nacimiento. De repente, su traje vuelve a

ser azul (se había convertido en un traje negro super chulo), y aparece alguien volando a su lado... alguien aparentemente imposible.

Kara, la que conocemos, se enfrenta a H'el, furioso, frustrado, traicionado y manipulado. Intentara matarla, pero unos improbables aliados que Kara no apreciaba nada, aparecerán.

Superman, Supergirl y Superboy tienen un enemigo común: H'el. Y aunque este puede viajar y estar en tres épocas no le será fácil conseguir su objetivo. Tampoco nuestros héroes, ya que uno de ellos pagará un precio altísimo para cumplir su misión.

OPINIÓN PERSONAL: Al leer el primer número de este arco argumental, me quedé con muchas ganas de seguir la continuación. Lo que no me esperaba era que solo durase dos meses. Se me ha hecho algo corta, pero quizá también es lo que la hace tan emocionante. La historia está plagada de acción y sus protagonistas hacen frente la situación lo mejor que saben, poniendo toda la carne en el asador. Quizá la abundancia de saltos espacio-temporales pueda parecer algo confuso, pero se comprende bien.

En cuanto a los dibujos me han encantado. Kenneth Rocafort en especial lo borda, como suele hacer, pero su compañero tampoco se queda muy atrás. El traje negro de Superman es impresionante (me sorprende que no hayan anunciado figuras del mismo y de H'el).

Concluyo diciendo que es una historia altamente recomendable... y obligada. Y si sois de escalofrío fácil como este servidor,¡agarraos al asiento!

Carlos Diaz Vega.

No hay comentarios

Agregar comentario