SUPERGIRL 1X04 How Does She Do It . RESEÑA Y OPINIÓN

null“Hoy nadie arruinará mi buen humor”, con esa idea nuestra heroína ilumina nuestras pantallas en las primeras imágenes de este capítulo.

Supergirl sobrevuela National City orgullosa de sí misma y de todo lo que la rodea, pero su paseo se ve truncado por un drone que la persigue por donde va y que ella no duda en destrozar. Pensando que es cosa de la DEO, Kara le lleva una muestra a Hank al que intenta recriminarle que siga sin confiar en ella, pero descubren que la tecnología del drone, aunque muy avanzada, no pertenece a la DEO.

Mientras tanto, un desesperado Winn atiende las llamadas de teléfono de la mesa de Kara y cuando ella aparece, ruega a la heroína que jamás vuelva a pedírselo. La última de esas llamadas le comunica a Kara que su jefa ha ganado el Premio Seigel, por el cual ha rivalizado en infinidad de ocasiones con su némesis Lois Lane.

Entre tanto, Grant discute con su madre y, poco a poco, capítulo a capítulo, vamos descubriendo porqué Cat Grant es tan hija de mala madre (nunca mejor dicho XD); el lastre de tener una madre tan materialista y egocéntrica como ella, consigue trastornarla soberanamente, en especial cuando habla con ella que, a decir verdad, no es mucho.

El premio Seigel no escaparía de la mirada crítica de su madre, quien lo considera algo completamente estúpido e innecesario. Aunque no reconocerá jamás porqué, Cat decide no ir a la entrega del premio y se lo comunica a Kira, Keira, ¡Kara! (jejeje), además no tiene niñera para que se quede con su hijo durante el evento. Pero la buena Kara le recuerda que es la primera vez que destrona a la inmensa Lois Lane del pódium del Premio Siegel y se ofrece a quedarse con el pequeño.

nullPoco después vemos a un James un tanto aburrido de Lucy, su insistencia y su ansia de ganar en todos los ámbitos de su vida, incluido con James, empieza a cansar al fotógrafo que decide hablarle de forma más escueta y dejándonos ver ese aburrimiento con sus expresiones faciales. Lucy se va del café y James se lo comenta a Kara, pero una bomba acaba de explotar unas calles más adelante y la heroína sale a toda velocidad hacia el lugar del suceso. Al llegar se encuentra la planta de un edificio (un laboratorio) en llamas y a los empleados gritando y corriendo escaleras abajo.

La planta en la que se encuentra el laboratorio amenaza con venirse abajo y, con ella, el edificio entero. Kara no se lo piensa dos veces y soporta el edificio desde un par de plantas más abajo, cada vez pesa más y se da cuenta de que el metal que sostiene las columnas se está agrietando. Supergirl suelda el acero con su visión calorífica y ve cómo los trabajadores la aplauden y vitorean desde abajo. Ella, aunque orgullosa, no descuida lo que está haciendo y prosigue extinguiendo el fuego de la planta en la que se encontraba el laboratorio, mientras Supergirl hace eso, volvemos a ver uno de esos drones vigilantes.

Ya en la DEO y tras la felicitación de Hank por ser capaz de sostener 54 kg por metro cuadrado por cinco plantas, Kara intenta entender quién y por qué puso una bomba en ese laboratorio.

No tardaron en descubrir que en dicho laboratorio se había creado una bacteria sin litio y que puede que se trate de espionaje industrial. Por ello, Hank decide que es un caso para el FBI y no para la unidad. Pero Alex no está de acuerdo y duda de que Hank lo esté después de saber lo que ha descubierto; los fragmentos de la bomba son de la misma tecnología que el drone que perseguía a Kara. Tras la fácil deducción de que quien esté detrás de los drones está detrás de la bomba, Alex nos muestra una foto de Maxwell Lord puesto que el sistema de fibra óptica del drone y de la bomba son de Tecnologías Lord y que dicha tecnología todavía no estaba en el mercado. Esto pone a Maxwell en el punto de mira y Hank y Alex no tardan en ir a darle una visitilla fingiendo ser del FBI.

Una confidencia entre hermanas en la que sale James Olsen, advierte a Alex de que su hermana corre peligro de convertirse en la amiga confidente en vez de en la novia, Kara debe dejar de escuchar sus “desgracias” con Lucy Lane, Alex le saca el cartel de alerta diciéndole que no le permita que le hable de sus relaciones de pareja o jamás saldrá de la “zona de amigo”. La heroína hará caso, como veremos más adelante.

Cat llama para ver si Kara está a punto para recoger a su hijo, pero nuestra rubia se ha olvidado totalmente y sale como un rayo a buscar al joven Grant sin colgar el teléfono. Cat escucha ruidos mientras Kara vuela y alega que “es que lleva las ventanillas del coche abiertas”. Por ese comentario la magnate empresarial descubre que su empleada todavía no ha llegado al colegio donde debe esperar a su hijo. Cuando Kara ve al chico habla y habla sin parar, pero no recibe respuesta, el pequeño Grant solo sabe agachar la cabeza y mirar al suelo. Pero Kara consigue poco a poco romper el hielo con el muchacho cuando descubre que el hijo de Cat es un acérrimo fan de la Superchica.
Tras hablar con Maxwell, Hank y Alex creen que los sospechosos pueden ser todos aquellos que hayan trabajado para Maxwell y que estén resentidos por algo, puesto que el laboratorio que explotó era una subcontrata de una de sus empresas.

Con Cat en la ceremonia de la entrega del premio Siegel, CatCo ha quedado a cargo de James Olsen quien se pregunta a sí mismo y a Kara, cómo Cat puede con todo, Lucy llama en ese momento por teléfono pero James no le contesta y comienza una retahíla de reproches acerca de Lucy que, por consejo de su hermana, Kara no está dispuesta a escuchar y le ruega a su compañero que, por favor, se centre en el trabajo.

Lo siguiente que vemos es a Alex y Maxwell hablando, sugiriendo confianza, incluso confidencia entre miraditas que nos sugieren que aquí va a haber tomate en un futuro próximo. Mientras ambos tontean con la ambigüedad de sus frases, el nivel 3 del edificio en el que se encuentran llama a Maxwell porque tienen un problema en uno de los laboratorios: ha aparecido otra bomba. Un valiente Maxwell se decide a desactivarla pero, en vez de eso, consigue que el reloj de la bomba se descontrole.

Cuando James va a preguntarle a Kara por las audiencias Carter, el hijo de Cat, reconoce a James y le pregunta a Kara si podrá decirle a Superman que le presente a Supergirl. Kara sonríe y le dice que, definitivamente, ha salido a su madre. Alex no tarda en llamarla para comunicarle que hay una segunda bomba y que podría explotar en cualquier momento, así que nuestra heroína sale a toda velocidad mientras Maxwell y Alex intentan retrasar la detonación congelando el circuito. Supergirl llega y se lleva la bomba pero Hank la advierte que en la dirección que va no le dará tiempo, Kara debe dirigirse al cielo.

Cuando la bomba explota en el aire, la bomba expansiva puede con Kara y cae sin control. Poco después la chica de la S despierta y se encuentra atada a una camilla bajo la malvada mirada de Hank con los ojos rojos. Kara se asusta y se despierta, tan solo era un sueño. Poco después identifican al sospechoso, se trata de Ethan Knox, un ex empleado de Maxwell al que tuvo que despedir porque su trabajo empezaba a ser irresponsable, lleva dos semanas desaparecido, según les cuenta la policía. Kara quiere despegar para ayudarlos pero su hermana no le deja, cree que está abarcando demasiado. Kara recuerda en ese momento que estaba a cargo de Carter y corre (bueno, vuela) hacia CatCo. Kara se encuentra con que Carter está jugando a videojuegos con Winn y va a la cafetería a buscarle algo de comer, allí se encuentra con Lucy quien se sincera con ella incomodando a la heroína puesto que le habla de James. Lucy le confiesa que fue él quien se alejó en cuanto apareció Superman y fue solo entonces cuando ella priorizó su trabajo: “ahora el héroe lleva falda ¿Cómo puedo competir contra eso?” le pregunta Lucy, teme que encuentre a Supergirl irresistible. A nuestra Kara se le escapa la risa…vamos, que se descojona solo de pensarlo (me encanta esta Superchica, en serio, qué crack) y se lo niega, por mucho que le entusiasme la idea.
Por otro lado, Alex le comunica a Maxwell que Knox, tras perder el trabajo, perdió también a su mujer y su hija enfermó, con lo cual culpa a Max de todos sus desastres y desgracias. Maxwell inaugura una línea de tren llamada Super Rial y Alex quiere que lo cancele porque sospecha que Knox atacará pero, como era de esperar, Maxwell se niega. Poco después Alex, Hank y Supergirl intentan proteger a Maxwell vigilando el evento mientras Lucy y James discuten en medio de una tormenta de reproches y “fuiste tú” que termina con la marcha de Lucy hacia el aeropuerto. Poco después, Winn se reúne con él y se da cuenta de que Carter ha desaparecido pero sabe donde está; quiere conocer a Supergirl y cree que irá a la inauguración del tren.
nullEl joven Carter consigue colarse sin billete pero Winn no tiene tanta suerte y la azafata lo retiene en la entrada.
Kara rastrea la zona pero no encuentra la bomba y Hank cree que es un señuelo y que la verdadera bomba está en el aeropuerto, en la terminal Lord Air. Por otro lado, James se entera de que la bomba real está en el aeropuerto y se dirige hacia allí a toda prisa por Lucy que no le contesta al teléfono. Winn informa a Supergirl de que Carter está en el tren y la heroína se ve entre la espada y la pared; ¿Qué hace? ¿A cuál de los dos sitios debe dirigirse? Consciente de que sus poderes no llegan hasta la clonación instantánea (jejeje), Kara decide ir hacia el tren mientras la DEO se dirige al aeropuerto.
Hank desaloja la habitación en la que se encuentra Alex con la bomba, pero no es capaz de desactivarla y Hank la obliga a salir del habitáculo con los demás.
Supergirl entra en el tren a toda velocidad y allí se encuentra a Carter hablando con Maxwell, Carter se queda completamente obnubilado ante Supergirl, quien informa a Maxwell de lo que pasa y le pide ayuda al joven de los Grant que, por supuesto, le ayuda encantado a llevar a todos los pasajeros al primer vagón. En el último se encuentra Knox con una bomba atada a su cuerpo.

James llega al aeropuerto y busca a Lucy preocupado, ambos se funden en un abrazo que sugiere una reconciliación.
Kara abre la puerta del último vagón e intenta razonar con Knox, pero Knox, lejos de estar cabreado, está triste y desolado y tras una confesión desesperanzadora, parece no tener intención de matar a nadie, así que activa la bomba y le dice a Supergirl que tiene 30 segundos para salvar a los pasajeros. Kara localiza el anclaje del vagón y lo derrite con su visión calorífica.

Mientras, Hank aparece en escena con los ojos rojos, abre el compartimento de la bomba con sus propias manos, como si fuese mantequilla y la desactiva.
Kara detiene el tren de pasajeros y ve cómo a lo lejos explota el vagón de Knox.

El episodio deja varias incógnitas; primero Alex descubre que Hank le ha mentido puesto que la bomba del aeropuerto era real, no un señuelo y Kara descubre tras unas declaraciones de Maxwell en nulltelevisión, que hay algo más tras la historia de Knox, así que decide darle una visita al señor Lord. Tras una conversación poco amistosa por parte de Supergirl, esta descubre que Maxwell lo único que quería era ponerla a prueba y para ello pagó a un médico para que atendiera a la hija de Knox de por vida y que así Knox accediera a realizar su plan. Maxwell concluye diciendo que dedujo que había escogido el tren en vez del aeropuerto porque había alguien que le importaba y eso es lo que a él le interesa, saber quién hay detrás de la S.

OPINIÓN PERSONAL:
Me gusta, para qué os voy a engañar. Me gusta Melissa, su visión de Supergirl y el desparpajo con la que lo interpreta, en este episodio, además, se ve la soltura, el entendimiento entre el personaje y ello es total. Por otra parte me gustaría resaltar el trabajo de Chyler Leigh, aunque siempre creí que esta chica es un diamante dramático por descubrir me gusta mucho su papel como Alex.
El episodio me ha gustado, me gusta la línea que lleva, Cat me produce una curiosidad tremenda; ese trastorno que parece tener con su madre y a consecuencia de su madre me parece total! En el fondo solo busca aceptación y que la adoren…amor al fin y al cabo, ¿verdad?
Nada más, supermaneros, mientras siga en esta línea de intriga y estos efectos a mí me tendrán siempre!!

-ML-

No hay comentarios

Agregar comentario