Superman/Batman: reyes de la hechicería

Reyes de la hechicería

A pesar de que viene con una cabecera de Superman, estamos ante una historia que en USA se publicó en la cabecera de Superman/Batman (81-84) en el año 2011 y que ECC tiene el detalle de recuperar ahora que está tan de moda el equipo formado por el empresario y el periodista.

Una historia llena de magia, viajes en el tiempo y batallas épicas.

Dos estrategias. Mismo objetivo

El guión escrito por Cullen Bunn (The six gun), que según su propia web es la única vez que ha trabajado para estos personajes, decide enfocar la trama en un mundo dominado por la brujería, los hechizos y las artes místicas pero sin aportar nada original al respecto. Esto último no tiene porque ser malo, ya que la historia se disfruta de principio a fin, aunque uno tiene la sensación de que podía haber sido mucho más interesante y arriesgado.

La historia comienza de forma brillante, sin perder el tiempo pero combinando todos los elementos en unas pocas páginas (batallas, seres místicos y una sorpresa…). A partir de ahí, la parte más interesante consiste en la investigación de Batman y las estrategias de los héroes del futuro para solucionar las cosas.

Se nota que al guionista le gusta Batman porque él lleva todo el peso de la historia, en ambas realidades. Vemos por un lado, dos de los elementos que aún no han salido en las adaptaciones al cine. Uno, su talento para la investigación (tiempo actual) y por otro lado, el gran estratega que siempre fue (futuro). Lleva todo el peso de la historia y tiene grandes secuencias (interrogatorio, parte final) donde, en términos cinematográficos, roba todas las escenas.

Respecto a Superman, señalar que la historia no aporta muchas novedades respecto a su historia, salvo que vuelve a remarcar el ansia de Kal-El por solucionar las cosas y en su fuerza de voluntad a la hora de resolver los conflictos. Aunque el guionista se encarga de remarcar que esos impulsos no siempre son efectivos y a veces hay que tener más sangre fría y una mejor planificación.

La parte final es un tour de fuerza donde asistimos a un enfrentamiento cruel, somos testigos del verdadero significado de la palabra héroe (con dos de los personajes) y vemos a un Superman dispuesto a terminar de forma bastante radical, en una viñeta llena de rabia y humor negro.

Debemos señalar que la planificación de la parte final no es original y es bastante previsible, repitiendo los esquemas clásicos de los enfrentamientos entre el bien y el mal. Además, cuenta con un detalle final (en la página anterior a la viñeta final) que no queda claro al lector y rompe un poco el clímax final. Una mala ejecución entre el guión y el dibujo.

Buen equipo a los lápices

Chris Cross tiene un estilo que marca mucho los rasgos de los personajes, potenciando partes de su físico o elementos característicos del mismo. En el caso de Superman, vemos su famoso rizo más largo y ondulado de lo normal.

En cambio, Batman recuerda a su versión animada, con un capa larga que le cubre todo el cuerpo, con los famosos cortes en su parte inferior. Encima sabe combinarlo con la lluvia (los elementos atmosféricos como las gotas del agua o la nieve, siempre son complicados de dibujar), creando una imagen añorada por los fans y con ese toque perturbador.

Destacar también su planificación de las secuencias de acción, combinando una narración convencional con diferentes efectos (reflejos, secuencias que recuerdan al stop-motion), que dan a las viñetas una riqueza visual evitando la monotonía al lector.

Una pena que no nos muestre planos generales del caos que se vive en el futuro, ya que casi siempre sitúa la acción en sitios cerrados. Ese mundo pide a gritos ser mostrado con más detalle.

Por supuesto, Cross viene acompañado de un excelente trabajo por parte de Marc Deering a la tinta (escena del callejón de Batman) y de Brad Anderson al color (excelente contraste entre las distintas tonalidades del personaje).

Conclusión

Historia entretenida que hace hincapié en las distintas maneras de enfrentarse a una crisis de la famosa pareja, centrándose más en el personaje de Gotham y sus cualidades.

A nivel artístico cuenta con unos matices interesantes, siendo un ejemplar muy atractivo para los fans de ambos personajes.

 

Iskander López

No hay comentarios

Agregar comentario