Reseña y opinión SUPERGIRL 1X07 Human for a day

nullDespués de un intenso sexto episodio, con un final apoteósico y con la sensación de haber visto uno de los  televisivos del casi ya finalizado año 2015, nos llega el bombazo 7 con una pregunta: El mundo puede sobrevivir sin Supergirl un día entero?

Kara pierde sus poderes en un esfuerzo sobre humano por destruir a Tornado Rojo, el desgaste provoca que la Kriptoniana sienta, por fin, qué significa ser humana: el dolor, la decepción, la rabia, la impotencia y qué es sentirse débil. Como bien sabemos, Kara no tiene el don de la oportunidad, precisamente, y mientras ella divaga entre cómo recuperar sus poderes y cómo ayudar sin ellos, National City vive una de las situaciones más desesperadas de los últimos diez años.

Un muy irritable Maxwell Lord (recalco MUY IRRITABLE, cada día me cae más gordo grrr XD) hace propaganda negativa sobre la heroína, resaltando su ausencia ante esta crisis en la que toda la ciudad se ve envuelta. Esto cala en la mente empresarial de Cat Grant, quien no permitirá que se manche el nombre de su “más preciada creación”, es su heroína, su nombre y el de CatCo. estarán unidos por toda la eternidad, la poderosa no permitirá que nadie deforme la esperanza que ella ha puesto en la superchica (por puro interés, no nos engañemos, hablamos de Grant).

nullAlex sigue empeñada en descubrir qué pasó con su padre, la confianza en Hank ha desaparecido pero, en medio de toda la locura que pasa National City, la DEO tiene sus propios problemas; Jenn un alienígena encerrado allí, se ha escapado aunque no ha salido del edificio. Hank da órdenes a su equipo y le dice a Alex que se quede en la sala en la que se encuentran pero Alex está harta; ve cosas que no le cuadran, ha descubierto que Hank le sigue mintiendo y no está dispuesta a retroceder en su búsqueda de la verdad. Esta búsqueda nos traerá, tanto a Alex como a l@s espectador@s, una sorpresa (a mi juicio) muy, muy  especial (una sorpresa que no os desvelaré, debéis verlo con vuestros propios ojos).

Mientras, Ke-rah, Kira, Kara! Nos muestra su coraje pues, aunque sin poderes, la heroína opta por ponerse el traje y dirigirse hacia varios hombres que han entrado a robar en una pizzería delante de sus narices. Un preocupadísimo James intenta pararla por todos los medios sin éxito. Lo veremos en varios momentos cercanos con la chica de la S bajo una mirada de desapruebo por parte de Winn, muy significativa. Pero es momento de sincerarse, de sentimientos a flor de piel y de recuerdos añorables en los que James recuerda a su desaparecido padre, así que no puede evitar ponerse tierno y las lágrimas se intuyen en los ojos brillantes del fotógrafo.

Un capítulo lleno de inspiración que nos enseña la facilidad de las series americanas para ofrecernos moralejas como la de este capítulo, que es un claro mensaje de que no necesitamos tener super poderes para ser héroes.

OPINIÓN PERSONAL:

Creo que esta serie se ha puesto en modo ascendente. Tras un final de capítulo que nos dejó a tod@s con la boca abierta la semana pasada, nos llega este revelador episodio que hace aflorar nuestros sentimientos con una facilidad pasmosa.

Acentúo el personaje de Alex, el cual estoy convencida de que irá adquiriendo peso (que ya lo tiene) en la serie. Su historia, la historia de su padre…sin duda creo que este personaje podría tener su propia serie.

También destaco el secreto revelado a Alex de Hank Henshaw y sus verdaderas intenciones para con ella y la DEO. Estoy convencida de que este no es más que el principio de una larga y satisfactoria senda super heróica.

Nada más supermaner@s! Solo animaros a que veáis este magnífico episodio y ya sabéis, si necesitáis un café, llamad a Keira, Kira, Kara!!! Xd

-ML-

No hay comentarios

Agregar comentario