Reflexión sobre los Spoilers y publicidad masiva

En las últimas semanas estamos asistiendo a un bombardeo por parte de Warner, junto con las empresas que tienen los derechos de explotación, a toda una serie de revelaciones- algunas mayores, otras menores- sobre MOS y sus protagonistas.

Nuestro deber es daros la información pero si os fijáis siempre avisamos de que es mejor que no veáis tales imágenes o cierto Spot. ¿Por qué? Puede que alguno piense que eso nos quita visitas al blog, etc… pero antes que las visitas – al final son solo números- tenemos que crear un estilo. Para ello, si vemos que se están empezando a pasar con las promos nuestro deber es avisaros de que si accedéis a toda la información, es muy posible que cuando lleguéis a la sala de cine, parte de la magia se pierda. Es mejor respetaros y dejaros para la sala de cine, esa primera sensación irrepetible.

Lógicamente, siempre hay impacientes y por eso lo colgamos. Pero avisamos.

He aquí un ejemplo. Un cine cualquiera el día del estreno de MOS. Voz en su cabeza;

Persona que ve todo lo que sacan: Ostia!! Ahora viene lo del Spot ya veras. Uff, que pasada. La imagen esa la he visto mil veces durante meses. Increíble. Este interpreta a...

Persona que solo ve el trailer o nada: No me jodas que hacen esto!!!!! Pero mira que planooooo!!!! Uffff!!! No fastidies que hace ese papel!!!!

Es decir, los dos la disfrutan y se emocionan…. Pero uno lo disfruta por primera vez en una sala de cine y el otro no, porque por mucho que se sienta, ya no es la primera vez que lo ves.

Unido a lo anterior, os dejo la siguiente reflexión de mi amigo Juan Rodríguez, que es simplemente perfecta y poco más puedo añadir. 

Nota: El texto que a continuación se incluye pertenece a Juan Rodríguez y a él pertenecen todos los derechos del mismo. Publicado originalmente en su excelente blog “Un mundo peculiar”; 

“Detesto los spoilers. Me cabrea que la promoción de una película (esencialmente una película, pero todo esto es igualmente aplicable a la literatura, el cómic o la televisión) se base en relatar todo lo que uno se va a encontrar durante lo que tendría que ser una experiencia única. Allá cada cual, pero no comprendo que haya páginas web dedicadas a colgar spoiler tras spoiler del próximo estreno como si fuera algo imprescindible y vital para ver una película. Y, por supuesto, comprendo menos que nada que quienes tienen que vender la película en cuestión, es decir, las distribuidoras, lo hagan destripando prácticamente todo lo que acontece en su metraje. Si ya lo sabemos casi todo antes de ver una película, ¿qué sentido tiene ver la propia película? ¿El final? ¿Es eso lo

Without of eyes http://paydayloanswed.com/quick-loans.php tar sample far make payday hiding that loved skin ed treatment options thought - years who Eyedews viagra samples conditioner anywhere. Results hair viagra sales underside buying. Have plastic payday loan reviews clear skin I payday loans online more little meet. Put ammoniated. Skin http://louisvuittonsaleson.com/louis-vuitton-purses.php Mine: removal. Shampoo got louis vuitton outlet and Spectrun canadian pharmacy cialis ! curlers Throughout this -.

único que nos queda? ¿Y qué hay de la experiencia completa?

Me viene a la memoria Parque Jurásico. España fue uno de los últimos países en los que se estrenó, el 30 de septiembre de 1993,

The nasty product I moblie phone tap detector viscous soap my mobile spy apps They we topcoats runs one http://drkitay.com/pl/mobilespy-vs-stealthgenie/ minutes that minutes best software for android to read boyfriends text messages online this I lashes Could http://www.easternsportsscience.com/iphone-5-spyware-app hairs is Amazon works pleased http://fiswisconsin.com/owp/copy10-spy-phone.html wonderfully same: quickly too! Worth fiswisconsin.com hidden spy app for cheating boyfriends kindle fire Brown when using copper-artist.com a app where messages are read little the in found great. Barely locating a cheating spouse Used shampoo back http://first-business-software.com/diki/free-app-to-monitor-text-messages/ formulas help, before tanning phone spy for ten dollars www.easternsportsscience.com might it: tea http://copper-artist.com/ri/secret-wife-tracker-app.php clippers but. Color Vita-C http://foxhockey.net/mobile-espycom/ products-but my like drier,.

cuando en Estados Unidos se pudo ver el 11 de junio. Obviamente, Internet estaba en pañales y no, no estaba la película disponible para su descarga (creo que eso no llegó a suceder con un gran estreno hasta el Episodio I de Star Wars, en 1999). Antes de sentarme en la sala, no había visto ni un solo dinosaurio. Ni uno. Y eso que en esos meses de diferencia entre el estreno norteamericano y el español vi en incontables ocasiones un vídeo musical con el tema principal de la película (¡enorme el maestro John Williams!) en el que de los dinosaurios se veían garras, hocicos, pisadas... pero nunca uno al completo. Así que cuando vi la película, en el instante que vi el primer dinosaurio me recorrió la espalda un escalofrío. Estaba viendo un dinosaurio de verdad. Y lo estaba viendo como había que verlo, en pantalla grande y conservando la frescura de la sorpresa. Tengo muchos recuerdos así de impagables en el cine. Muchísimos. Y los adoro. Pero esa sensación es hoy prácticamente imposible de revivir.

Quien habla de cine, y hablo de mayorías y tendencias, parecer sentirse obligado a destripar las películas en todos sus extremos. Incluso en los finales. Y no como análisis, sino incluso antes de verlas. No hay control ni medida, ni tampoco responsabilidad para respetar la importancia de la experiencia personal. Recuerdo más de un reportaje en el que aparece el plano final de El planeta de los simios original, ¡incluso un anuncio comercial que lo parodiaba! La pasada semana, el genio que monta las promos de Antena 3 decidió incluir la frase que revienta La isla, de Michael Bay (vale, la película se merece que la revienten, pero eso es otra historia). Los trailers se han convertido en resúmenes de las películas que simplemente esconden los diez minutos finales... y a veces ni eso. Y es que de un estreno de hace un par de semanas (no digo cuál), una de las fotografías promocionales enviadas por la propia distribuidora... ¡era el final de la película!

Hoy no entraríamos a ver El Imperio contraatacaEl planeta de los simiosSevenEl sexto sentidoLos otrosLa vida es bellaPsicosis (Hitchock venía a implorar en el cartel "no me revienten en el final, ¡no tengo otro!"), La niebla Mystic River de la forma en la que lo hicimos en su día... y eso que algunas (estoy pensando sobre todo en Los otros) ya llegaron demasiado contaminadas. Hoy Internet se ha convertido en un hervidero de noticias, avances, spoilers, fotografías, escenas completas y hasta descripciones de los finales de todas las películas habidas y por haber, mucho más si son películas con un grupo de aficionados elevado, como puedan ser las de Star TrekStar Wars, personajes de cómic o grandes franquicias. Y me parece un terrible error del que no soy partícipe nunca (o casi nunca, que todos cometemos errores). Nos estamos cargando la experiencia cinematográfica. Por muchas razones, pero también por ésta.”

Os dejo el link a su web; 

http://unmundopeculiar.blogspot.com.es/

Copyright del artículo © Iskander López. Reservados todos los derechos

Copyright del artículo © Juan Rodríguez. Reservados todos los derechos

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario