LIGA DE LA JUSTICIA: LA GUERRA DE DARKSEID -Nuevos Dioses

Guión: Peter J. Tomasi, Francis Manapul, Rob Williams, Tom King, Steve Orlando

Dibujo: Fernando Pasarín, Bong Dazo, Jesús Merino, Evan "Doc" Shaner, Scott Kollins

Seis historias, seis afectados por la muerte de Darkseid. Seis personajes que pasan a ser dioses.

-Batman: el dios del conocimiento. Sentado en la silla de Metrón, la silla Mobius, Batman siente los crímenes antes de que sucedan y visita a los criminales para persuadirles de que no lo hagan. Conversa con Gordon que no parece muy contento con su actual estado. Alfred tampoco lo está y es que Bruce no se levanta de la silla... quizá porque no puede hacerlo. Tras encontrarse con el asesino de sus padres y provocarle pesadillas se concentra en su némesis más grande: el Joker.

-Superman: el dios de la fuerza. Como si una foto en negativo fuera, negro y blanco. Pelea con un alien y lo derrota con bastante facilidad, aunque sin preocuparse de los destrozos que causa en Metrópolis. Cuando el alien activa un mecanismo, Superman se dirige a  un bar y exige pastel. Parece despreocupado por lo que pueda pasar, egoísta y nada humano. Dice salvar la ciudad porque es más fuerte que cualquier arma, pero lo dice en voz alta sin nadie alrededor que lo oiga, quizá para convencerse a sí mismo. Contrarresta los efectos del arma del alien y desaparece, dejando a Jimmy Olsen algo dudoso de su vuelta.

-Flash: dios de la muerte. Barry Allen corre, intenta dejar atrás al Corredor Negro, el espíritu de la muerte que le exige que mate. Intenta en vano, controlarlo. Intenta enfocarlo, intenta destruirlo... no puede. Llegado el momento ve que el Corredor Negro es necesario, pues sin él la muerte no tendría control alguno y la existencia acabaría. Acepta llevar  la carga pagando por ello un alto precio.

-Green Lantern: dios de la luz. Los Parademonios han atacado Oa. Buscando un Green Lantern que acepte ser el dios de las Madres Caja. Hal tiene flashbacks de cuando era pequeño y acababa de perder a su padre. En una iglesia charlaba con un hombre castaño y chaqueta marrón. Hal, al perder a todos sus compañeros Lanterns, sucumbe. Se convierte en el dios de la luz. Ve todo lo que puede arreglar, ve que puede evitar catástrofes, ve el pasado, presente y futuro a la vez... y decide arreglar lo único que quiere. Le pide a la Madre Anillo que restaure Oa y a los Lanterns y se autodestruya.. y vuelve a ser simplemente Hal Jordan, Linterna Verde.

-Shazam: dios de dioses. Salomón, Zeus, Mercurio... los antiguos dioses de quien era paladín Billy Batson, intentan ser sustituidos por los nuevos dioses. Shazam ve morir al mago que le dio sus poderes y se enfrenta uno a uno a los dioses que intentan poseerle. Entre ellos se encuentra Yuga-khan, padre de Darkseid, que posee el bastón del mago. Al final, Shazam comprende que el poder que posee es mucho mayor de lo que pensaba...

-Lex Luthor: dios de Apokolips. Atraídos por una supuesta profecía, la gente de Apokolips reclama a Luthor como su nuevo líder. Antes de ello, deberá pasar una dura prueba y sobrevivir al efecto omega. Luthor  recuerda el pasado, su furia, su orgullo, sus enfrentamientos con Superman y al fin... lo logra. Su piel se vuelve gris y sus ojos brillan en rojo. El ejército de Apokolips se postra ante él.

OPINIÓN PERSONAL: Sin que ocurra nada particularmente relevante en cada una de las historias, nos acercan un poco más a las consecuencias de la muerte de Darkseid. Cada relato tiene su momento bueno, quizá el de Superman está algo más visto (le hemos visto poseído tantas veces ya que no hay mucha novedad), el más escalofriante puede ser el de Luthor, ya peligroso antes de que se convirtiera en un dios. Resaltando la aparición del padre de Darkseid, que nos recuerda brevemente una escena eliminada de Batman V Superman.  En cuanto al dibujo, cada dibujante tiene un estilo propio y ninguno sobra. Encajando bien todos con el personaje que toca. Me quedo con Merino si tengo que elegir uno. El mes que viene seguiremos la guerra y sus consecuencias.

Los comentarios están cerrados.