Crítica: Zack Snyder´s Justice League

Ya está. Después de años de rumores, de polémicas, de insultos…. Ya tenemos entre nosotros la auténtica versión de la película “La Liga de la Justicia” de la mano de Zack Snyder y HBO. Un triunfo de los fans pero también, y conviene no olvidarlo, un movimiento inteligente de WB debido a la pandemia y a la falta de estrenos en las salas. Se necesitan ingresos y han visto la oportunidad. Aun siendo conscientes de estas circunstancias, lo importante es que se ha estrenado y que el director de “Man of Steel” ha podido lanzar y añadir lo que quería desde un principio. 

Por último, antes de comenzar con la crítica (sin grandes spoilers), creo que es justo reconocer el esfuerzo de todos los que han “peleado” por esta versión, especialmente a John Doe que desde su canal ha realizado un seguimiento digno de mención. 

Y ahora, al lío

Misma historia. Diferente película

Lo primero que debe quedar claro es que Joss Whedon no reescribió toda la trama. Quiero decir, lógicamente la historia es la misma. Bruce Wayne buscando reunir a personas con habilidades especiales. Intentar traer a Superman. Steppenwolf intentando recuperar las cajas madres. Y reunión del equipo con enfrentamiento final. Más allá de eso, de los cimientos de la película, lo que Snyder nos presenta es algo totalmente diferente. 

Con un comienzo en donde la mitología del universo DC adquiere una nueva dimensión, lo que nos encontramos durante las 3:42 – minuto arriba minuto abajo, ya que con créditos son 3:52. Nada de 4 horas – es una visión mucho más dramática (tragedia griega, con coro teatral incluido en la escena de Aquaman despidiéndose de Bruce en el pueblo), en donde los personajes (héroes, villanos e incluso secundarios) tienen elementos para que el espectador pueda profundizar en ellos, interesarse por sus circunstancias o tener curiosidad por su futuro (Víctor Stone, Barry Allen o el propio villano) y ver a sus héroes favoritos transmitir esos valores (Wonder Woman con la niña es el mejor ejemplo). Elementos todos ellos eliminados en la versión de cine y que demuestra que otra forma de hacer el cine de Superhéroes es posible, sentándole a DC de maravilla el tono introducido por el director de “300”. 

Por lo mencionado en el párrafo anterior, uno que sale fortalecido es Chris Terrio (Argo) que parecía que se le había olvidado escribir pero que con esta versión se demuestra el talento que tiene y lo bien que sabe dar fondo a los distintos personajes (la trama de los villanos le da otra dimensión y profundidad al personaje que, ahora sí, es alguien interesante y con historia que contar), combinando los elementos cómicos (los buenos chistes y alivios cómicos siguen ahí, pero sin molestar) con los más personales (Allen y Víctor y sus respectivos padres) y épicos (Amazonas, por poner un ejemplo). 

Bien es cierto que las nuevas escenas rodadas en ese futuro apocalíptico (Con el Joker y otros más….) se podían introducir de una manera algo más justificada, pero da una muestra de todo el potencial que tiene el Universo Snyder. 

Puro Snyder

Por otro lado, Snyder sigue fiel a su estilo. Es cierto que para un servidor peca en exceso de la cámara lenta en esta película (hay una secuencia de Amazonas y Aquaman que van casi seguidas y ambas con Slow Motion lo que provoca una ralentización excesiva y pierde efecto) pero, por el contrario, su talento para encuadrar las imágenes es simplemente magistral. Todo es puro cómic, cada encuadre tiene su sentido (la conversación de Gordon y Batman) y los personajes son presentados con el tono que corresponde (la secuencia de las Amazonas) y mimando a las nuevas incorporaciones (aunque es verdad que la transformación de Cyborg queda un poco coja). 

Ahora bien, ¿Se podía plantear lo mismo en 3 horas o 3:15? Yo creo que sí. Planos aéreos siguiendo a un personaje se pueden acortar, canciones que se alargan, menos cámara lenta y alguna secuencia que “sin más”. Pero, es una película que se disfruta del tirón y que deja implantadas grandes semillas (la revelación sobre cierta identidad, ese mundo destruido que pide una miniserie, un cameo sospechado, una descendencia…) que ojalá tengan luz verde en algún momento. 

Ahora sí. Personajes

Ya lo hemos hablado, pero Ray Fisher tenía toda la razón en estar cabreado. Su personaje es el corazón y el alma de la película. Su conexión emocional y física con las cajas, el rencor a su padre, su propia aceptación como Cyborg… hacen que sea el personaje a descubrir y a un actor a reivindicar. 

Por su parte, Flash resulta menos payaso que en la anterior y su motivación personal tiene más empaque de cara a su futuro, por no hablar de los pequeños guiños a lo que podemos ver en “Flashpoint”. 

El resto mantiene sus personajes, aunque Aquaman me sigue quedando un poco flojo y Superman se ve más real, aunque si metes esta duración no estaría mal alguna aclaración sobre la elección del traje negro (eso sí, el detalle final en Metrópolis no me convence y me sigo quedando con la versión anterior).

Formato

Mucho se habla del formato elegido, y yo debo confesar, que en un principio, sorprende, pero rápidamente te acostumbras a él. ¿Tiene sentido? No soy experto en imagen y os recomiendo que escuchéis a los profesionales que han estudiado cine o bien se han preparado porque trabajan de ello, ya que hay debates muy interesantes. Algunos lo ven un capricho y otros le ven todo el sentido narrativo. Yo solo puedo decir que no me ha molestado y que si Snyder así lo quería, pues adelante.

Conclusión

La película que todos nos merecíamos y que el género de superhéroes  merecía para demostrar que otra manera es posible. Que este mundo es muy amplio y que se pueden contar las historias de muchas maneras. 

Un ejemplo de que no se puede manchar el legado de un artista desde un despacho y que no puedes traicionar a un compañero vendiéndote por futuros contratos.

Zack Snyder vuelve a dar un golpe sobre la mesa y demuestra que su plan era a largo plazo, que tiene las ideas claras y que entiende perfectamente a este universo. Desde su punto de vista, pero sabe qué claves deben estar ahí. 

Ojalá HBO Max apueste por seguir expandiendo su universo. El talento y al calidad están ahí. Solo hay que dejarles hacer lo que mejor saben….

Crear. 

A todos los que habéis estado ahí. A todo el equipo de producción.  Al reparto. A Terrio. A Junkie XL. A Synder y su familia.

Gracias por este regalo.

Va por ti Autumn.

1 comment

Deja una respuesta