Reseña: Superman 400

ECC Ediciones nos trae los números 400 de Batman y Superman, en las cabeceras del mismo nombre. Se agradece que vayan recopilando números tan míticos como el presente, pero también deberían pensarse seriamente el empezar a publicar material inédito y más clásico (al igual que Panini con Marvel) en vez de meter números de cómics en su nueva revista para poder venderla…. Pero ese es otro debate.

Aquí nos vamos a centrar, como es lógico, en el número de Kal-El. 

Tenéis el cómic pinchando aquí.

Futuro

Gracias a Zack Snyder hemos tenido un pequeño ejemplo de lo que supone un personaje como el último hijo de Krypton en el mundo actual. De la misma manera, en el presente cómic el clásico guionista Elliot S. Maggin sigue apostando por su idea de imaginarse cómo sería el futuro del universo después de que el hombre de acero falleciera. Para ello, se rodea de los más grandes artistas activos de la época (Frank Miller, Moebius, Will Eisner o Steve Ditko entre otros) y desata toda su imaginación a lo largo de sus seis historias, más una más realizada totalmente (guión, dibujo y color) por Jim Steranko. 

Siempre he sido más fan de las historias que rinden tributo al personaje pero desde una perspectiva más terrenal, del día a día y con gente de nuestro alrededor como protagonistas. De ahí que estas historias futuristas no logren conectarme a lo que el guionista pretende transmitirnos. Más allá de los homenajes a George Reeves (con una Frank Miller captando el carisma del actor) o al espíritu del personaje, como luego hablaremos, el resto intenta introducir Supermanes de todo tipo, videojuegos con el personaje como principal reclamo o tradiciones de los siglos venideros, pero que a veces se pierden entre tanta imaginación y se olvida un poco el mensaje principal. Precisamente, algo que no ocurre cuando el guión se centra más en la gente corriente. 

En ese sentido, tenemos la que para un servidor es la mejor historia de este número histórico. Es la número tres y nos habla de un futuro en donde solo los multimillonarios viven en dignidad y el resto de la población hace lo que puede por sobrevivir. El guión, junto con el gran trabajo de los artistas Marshall Rogers y Terry Austin (como capturan la situación del protagonista es admirable), nos habla de la lucha por los indefensos y de la necesidad de no mantenerse callado ante la tiranía. Precisamente, y en opinión del que esto suscribe, esos son los elementos que definen al personaje y los que podemos aplicar en nuestro día a día (en el trabajo, con nuestros vecinos, pareja, amigos, familia, etc…). Por mucha situación de poder que tengamos, debemos tratar a todo el mundo con respeto y buscar siempre el bienestar general. Dentro de toda la imaginación sobre el futuro y los homenajes, es importante no perder la perspectiva de la esencia de Kal-El y de todo lo que promueve. Esta trama no lo hace. 

Estilos

Como ya adelantaba en párrafos anteriores, otro de los grandes valores del cómic es precisamente la variedad artística que nos ofrece. Por desgracia, cada vez se habla menos de cómic en el fandom y todo se centra en el cine. Es normal, es la moda y lo que llama la atención pero no podemos perder de vista el noveno arte y no podemos dejar pasar la oportunidad de disfrutar de los diferentes estilos. 

Narrativas más modernas o estructura de página clásica, cada uno encontrará muchas de las variedades que el formato puede ofrecer e incluso descubrirá autores que a lo mejor desconocía, y eso siempre es un factor positivo.

Conclusión

Un cómic que mira hacia un futuro muy muy lejano, pero que solo en ocasiones mira directamente al corazón del personaje para rendir un homenaje a su legado. 

Por otro lado, a nivel gráfico es todo un viaje por las distintas épocas de la industria y permite que el lector disfrute con las distintas composiciones de sus artistas. 

Un tomo obligatorio para los amantes del personaje.

0