Reseña. La Liga de la Justicia: La paradoja del tiempo

Justice League: The Flashpoint Paradox” Como título de la versión original, ¿no estáis contentos (o más bien aliviados) de que se respete el título traducido literalmente? Yo mucho.

Os traigo esta película hoy, que me viene como anillo al dedo. Ya que se nos viene encima la nueva versión cinematográfica de Justice League y, que mejor película, que una donde nos muestran a este grupo de héroes en un versionado diferente al que estamos acostumbrados.

Una película sacada a la luz en 2013 de la mano de su director Jay Oliva con DC por bandera.

Perfectamente esta película podría haber quitado la parte de “Justice League” de su inicio para deja el Flashpoint Paradox, porque aquí, no nos engañemos, el auténtico protagonista es Barry Allen.

Esta película está basada en un cómic que sacó DC allí por 2011 y que no tuvo mucho éxito, pero bien por hacer la peli de él, aunque solo fuese para revivir de nuevo el Universo DC

La película comienza con Flash metido en un embrollo por culpa de Flash sombra. Sí, digo Flash sombra, me gusta llamarlo así, como en mi época de street fighter, cuando 2 de nosotros se peleaban por ser Ryu y Capcom nos daba la opción de ser los dos. Ser el sombra fastidiaba, pero, como quizá pase aquí, parecía que el sombra era más rápido. Este sería “Flash Sombra” tomándose un cafetín diciendo algo así como “me encanta que los planes salgan bien”:

A la peli se le ve un poco el plumero desde el principio, cuando vemos al bueno de Barry en el pasado hablando con su madre. Ésta le dice algo así como “mucho ojo con cambiar cosas del futuro” y eso que el jovenzuelo Barry era más lento que un palomo cojo. La madres siempre son algo importante para nuestros héroes de DC y aquí podremos ver otra lección materno-filial.

Un detalle que me gusta del principio, y que hace honor a que la peli se nombre como “La liga de la justicia”, son las escenas de “cada uno que se las apañe con las bombas”, donde cada uno de los héroes debe desactivar una bomba a su estilo. El de Superman puede ser el menos sofisticado, pero práctico, os lo aseguro.

El caso es que, por una cosa u otra (siempre intento no spoilear mucho), Flash acaba despertando en un mundo alternativo y no sabemos por qué. Este futuro es negro, muy negro y Barry irá descubriendo esto a lo largo de la película.

Aparecerán todos los héroes, y algún que otro villano, con ciertos matices que hacen devanarse el cerebro para saber el porqué de ese comportamiento. Así a groso modo, Flash, deberá formar equipo con un Cyborg cargado de esteroides y un Batman más oscuro que de costumbre, contra una alianza entre Aquaman y Wonder Woman, con filetazo de por medio y líos de faldas.

Os podría hablar de las nuevas personalidades de los personajes, pero no quiero destriparos demasiado. Decir que todo el mundo usa sus poderes habituales de una forma más dura que de costumbre. Pero amigos, están en un mundo en guerra en que todo es cruel, más cruel que el mundo paralelo de la liga de la justicia original.

Yo supongo que habrá gente que le guste esto de los mundos paralelos y otra que no. A mi personalmente, me encanta. Gracias a esta versión del universo conocido, podemos ver un desarrollo de la historia que se sale de lo habitual, donde nada es previsible y cualquiera puede morir. Vale, quizá todos sabemos que al final seguramente se arreglen las cosas, pero el desarrollo en este mundo alternativo está totalmente en el aire, y eso me gusta.

Si me permitís, haré una mención especial al Batman que vemos en el mundo alternativo. Me gusta, me encanta su nueva historia y me encanta su Joker. La explicación de su trama son apenas unos minutos, pero me parece sublime.

Como curiosidad, algo que yo me tomo como un “cameo” del presidente Obama, con el que se comunica Cyborg,  y pensar en la risa de una versión de Trump en la historia me habría gustado verlo.

En resumen destacado, veremos a un Flash intentando ser Flash, en todo el sentido de la frase, en un mundo que no conoce. Una versión de Batman desde una perspectiva alucinante, Wonder Woman con sus coleguis amazonas y Aquaman con su fauna fuera de su rol de defensores de todo lo bueno, en un mundo más oscuro que una noche cerrada de eclipse en Gotham, contra unos héroes y su “Resistance” dispuestos a impedir lo peor. Y, como no, veremos algo de nuestros amigos de Metrópolis, ¿que si sale otra versión de Superman? tendréis que verla para saberlo. Todo esto liderado por un Flash, que tendrá que enseñar a este mundo alternativo lo que significa ser un héroe.

 

Me ha gustado la peli, y si me obligais a valorarla… le daría un 7 alto. He de decir, que puede ser una opinión subjetiva. Si no te gusta que te agobien con mil historias diferentes y, al fin y al cabo, nuevas de tus personajes de siempre y no te gusta mucho la violencia cruel y sangrienta, no es tu peli. Si crees que, a pesar de ésto, la verías, yo te la recomiendo encarecidamente y que me comentes qué te ha parecido.

 

0