Superman: El hombre de acero Vol. 7

Superman: El hombre de acero Vol. 7

Aquí os dejamos nuestro análisis de un nuevo tomo de la etapa de John Byrne que recopila ECC Ediciones.

En esta ocasión, somos testigos de las consecuencias del arco argumental Millennium y descubrimos la nueva versión del bromista. Además, seguimos profundizando en la vida de Clark Kent y sus problemas para compaginar ambas identidades.

1.- La última batalla (Superman 14)

La historia nos cuenta la lucha de Superman y Green Lantern contra el Alto Maestro de los Manhunters.

Opinión: Un desenlace al más puro estilo Sci-fi, con una batalla en pleno espacio donde nada es lo que parece.

Lo más destacable es sin duda la escena subterránea que protagoniza Superman, donde vemos la importancia de la tinta y el color en este tipo de viñetas para poder transmitir la sensación de angustia que vive el protagonista. Son obra de Karl Kesel y Tom Ziuko, respectivamente.

Al final, tenemos una frase de los Guardianes del universo que nos hace ver que aún quedan muchas batallas que pelear.

Cabe destacar que se nota el estilo de aquellos años donde los autores mostraban cada pensamiento del héroe. Un estilo que queda desfasado y que ralentiza muchísimo el ritmo de lectura y por lo tanto, juega en contra de la secuencia.

2.- Punto de Vista (The adventures of Superman 437)

Superman y un nuevo aliado se enfrentan al villano conocido como Combattor en mitad de Metrópolis. ¿Quién se esconde detrás?

Opinión: Lex Luthor vuelve a ser protagonista, aunque como siempre en la sombra y sin levantar sospechas. Una trama donde descubrimos las habilidades del presidente de LexCorp para manipular a los demás.

Nos deja una reflexión sobre Superman que luego trataría en profundidad Azzarello. No es otra que introducir en la mente  de los ciudadanos de Metrópolis que Superman no es más que otro manipulador y que quiere convertir a los humanos en personas débiles, que siempre necesiten de él.

El número tiene muy buen ritmo y se disfruta leyendo los distintos puntos de vista de la batalla. Por un lado Lex y por otro Lois y su crónica del Planet.

En esta ocasión, el dibujo corre a cargo de Jerry Ordway, que diseña unas viñetas a base de planos medios que nos sitúa en mitad de la acción, como si fuéramos reporteros gráficos.

Por otro lado, su Lex tiene una mirada hipnotizadora y desprende un aurora de tranquilad, típica de las personas que saben introducirte una idea en la cabeza por mucha resistencia que pongas.

3.- Visitante (Action Comics 597)

Asistimos a las consecuencias vividas en el tomo anterior y descubrimos el momento en que Lois Lane descubre que Superman y Lana eran amigos.

Opinión: Una historia que coloca a Kal-El con los pies en el suelo y asistimos a un momento tenso en la relación. Byrne toca temas como la confianza, el sentirse engañada y en como los sentimientos pueden hacer que veas la realidad de una forma exagerada.

El aclamado guionista regresa a los lápices, con un dibujo que apuesta por los primeros planos de los personajes, ya que lo más importante es ver como expresan sus emociones.

Una historia para conectar y reivindicar al personaje más allá de las escenas de acción y los poderes.

4.- Alas (Superman 15)

Superman se enfrenta a Gancho. Un villano que secuestra niños y les intenta transformar en seres tenebrosos.

Opinión: Una historia sobre las consecuencias de un divorcio, la importancia de contar con medios para poder afrontar el procedimiento judicial y expone un alegato por el entendimiento entre los padres.

Por lo demás, una historia de misterio donde Byrne logra mantener la tensión hasta el último momento, gracias a un excelente uso de las sombras y de mantener al villano fuera de plano hasta el momento adecuado.

Por otro lado, destacar que, sin desvelar  nada, el final es atípico para una historia de Superman ya que deja al lector con una sensación agridulce. También señalar que se agradece que Byrne se atreva a dar un final valiente y “realista” dentro de las circunstancias.

5.- Al increíble Brainiac (The adventures of Superman 438)

Presentación de Brainiac en la etapa de Byrne desde un prisma moderno, ambientado en un circo.

Opinión: No me acaba de convencer del todo esta aproximación, ya que si bien el hecho de jugar con las habilidades mentales encaja con el aclamado villano, el personaje del mentalista no consigue resultar creíble en los momentos más amenazadores y la relación con el alcoholismo tampoco ayuda, salvo para despistar.

Asistimos a unos breves flashback sobre la “juventud” de Brainiac y uno se queda con ganas de conocer más de ese pasado tan emocionante.

El lápiz vuelve a las manos de Jerry Ordway  que nos regala una hermosa secuencia de la transformación de Clark en Superman, ya de por sí clásica.

6.- Jaque Mate (Action Comics 598)

Presentación oficial de la organización “Jaque Mate” en el universo DC.

Opinión: Número histórico ya que descubrimos la primera aparición de la organización creada por John Byrne y Paul Kupperberg, en una trama que sabe medir los tiempos, mantiene la intriga y los giros de guion tejen una conspiración que poco se aleja de los acontecimientos históricos de nuestra realidad.

Un número que no deja tiempo para respirar, ya que el ritmo es frenético y las escenas acción van en in-crecendo con un buen uso de la lucha cuerpo a cuerpo.

Además, seguimos con el enfado entre Lois y Clark, manteniendo una cohesión argumental con el resto del relato.

7.- Solo se ríe cuando me duele (Superman 16)

Aparición del bromista en el universo Byrne.

Opinión: Uno de los números más disparatados que nos podemos encontrar en la maravillosa etapa de Byrne.

La imaginación del aclamado guionista se ve reflejada en este número donde en cada viñeta tenemos actos cada vez más surrealistas, dejándonos imágenes de Metrópolis a las que no solemos estar acostumbrados.

Aunque lo más destacable es la habilidad con la que presenta al Bromista. No solo no le presenta como con un simple lunático sino que le respeta y es capaz de otorgarle unos argumentos, en cierto sentido lógicos desde la perspectiva actual. Vemos a un ser inteligente con un plan a largo plazo.

Destacar nuevamente el trabajo de Karl kesel a la tinta y Tom Ziuko al color, que consiguen crear los distintos espacios para que la viñeta no se sienta demasiado cargada con todos los elementos que la componen.

Además, nos deja un final que introduce a un familiar de Kal-El……

8.- Soldaditos de plomo (Superman 439)

Superman deberá rescatar a Jimmy Olsen, Cat y al hijo de la periodista que han sido secuestrados.

Opinión: Una historia creada por Byrne y Ordway donde descubrimos los planes que tiene Superman para los momentos en que no puede encontrarse en dos sitios a la vez.

Una buena forma de rebajar los poderes y la sensación de Dios que tenía Superman antes de su reinicio. Nos hace ver que no siempre puedes salvar a todo el mundo y que por ello resulta importante que el hombre no dependa de él para superar las dificultades que nos coloca la vida.

Un número que deja una excelente reflexión.

Conclusión

Un tomo clave, ya que nos presentan míticos personajes y organizaciones por primera vez desde el reinicio.

Por otro lado, seguimos leyendo historias que destacan el lado humano del Superhéroe y su relación con sus amigos y familiares.

Una colección imprescindible para todo fan del noveno arte.

Iskander López

0