Reseña 24 Superman

SUPERMAN 24

Guión: Scott Lobdell, Mike Johnson

Dibujo: Tyler Kirkham, Eddy Barrows, Jesús Merino

Primera parte:

Volvemos al cenit de la pelea entre Superman y el Psicopirata. El villano, antes de que Superman le ataque, le intenta convencer de la bondad de sus intenciones enseñándole a otros psíquicos. A Superman no le termina de convencer, pero el Psicopirata se anticipa a todo.  Lo que sigue es un viaje a toda prisa por el pasado de Kal-El, del  presente a su principio y nuestro héroe lo pasara algo mal. Cuando todo parece a punto de decantarse a favor, una persona que hasta ahora no había tenido poderes, aparece y se pone en  medio. Fin de la primera parte.

Segunda parte:

Con un personaje inesperado inmiscuyéndose, la pelea por fin parece estar algo igualada, pero el poder del Psicopirata es enorme y otros improbables aliados se añadirán a la lucha. En el centro de todo, Superman intenta salvar a todo aquel que puede, pero su  enemigo no juega limpio. Al final de todo, la vida de Superman y sus allegados ha cambiado para siempre y el Hombre de Acero desaparece misteriosamente.

OPINIÓN PERSONAL:

Al igual que en números anteriores, es un numero extraño. Al estar dividido en dos partes, casi inevitablemente la opinión también se divide. La primera (a cargo de Johnson, Kirkham y Merino) deja muchísimo que desear. Es lenta, confusa y mal dibujada  por uno de los dos. Gracias a Merino, que nos cuenta algo del pasado de Superman, se hace mas llevadero y uno lamenta que no se encargue siempre el del dibujo, que le quita espesor al torpe y confuso guión.

La segunda parte tiene algo más de acción, no deja de ser algo confusa pero al menos intervienen más personajes (quizá demasiados en determinados momentos, quitándole mucho peso y protagonismo a Superman). Se hace mas agradable ver como improbables aliados y sorprendentes amigos aparecen para luchar de una manera que Superman no puede. Todo esto, narrado con más calma hubiera podido dar para varios números en lugar de  uno solo, pero en cuestión de cuatro páginas se acaba todo. Al dibujo tenemos a Eddy Barrows, otro habitual en comics (también ha hecho algo con los Jovenes Titanes y con Superman antes del reboot), pero aunque su estilo es agradable, es agridulce porque, como suele pasar, no sabemos cuanto disfrutaremos de el.

Lo mejor: El final. Además de que los sucesos tienen por fin algo de trascendencia (o eso parece de momento), anuncian el comienzo de una misteriosa y sorprendente saga. Y es que Superman se va… pero hasta el mes que viene no sabremos donde…

Siento haber sido tan crítico, pero sinceridad ante todo.


Carlos Diaz Vega. UP UP AND AWAY