Crítica La llegada de H`EL

La llegada de H`El

El mes pasado terminó la primera gran saga de la familia Superman en donde, curiosamente, Kal-El es él personaje “menos” importante. Cuando digo “importante” a lo mejor lo más correcto sería decir, interesante.

No es ningún secreto señalar que Superman no es, ni de lejos, una de las mejores colecciones del NUDC. Series como Wonder Woman, Aquaman e incluso la propia Supergil, cuentan con un mayor respaldo de la crítica y sus historias resultan más claras e interesantes.

Sin duda, la saga de H`El se centra en Supergirl y supone un punto de inflexión en la vida de la prima de Superman. No solo consigue su primer conexión emocional con nuestro mundo sino que también vemos la unión de los dos parientes, después de muchas rencillas.

Guión

Nunca es fácil construir un gran evento entre varios autores, ya que cada uno puede tener una idea diferente a la hora de desarrollar la trama y a los personajes, pero en esta ocasión se ve una unión de intereses y la historia consigue estar bien atada en sus tres frentes. Superman, Superboy y Supergirl.

El gran acierto de Scott Lobdell es introducir un villano que no se puede considerar un malo al uso. Su objetivo es noble y él cree que lo que vaya a suceder, la destrucción de la tierra, será borrado una vez consiga viajar al pasado.

Es un hombre que lucha por su planeta, por su gente y, en especial, por sus recuerdos.

La duda que plantea la historia es interesante ¿Qué harías por salvar a tu planeta? No es nueva. Ya sea en cómics, literatura o cine, es un planteamiento visto muchas veces. Casi siempre, enfocado desde el punto de vista de la ética y la fina línea entre el sacrificio y el  genocidio.

Una pregunta que el cómic no resuelve, porque es algo que seguirá inspirando a los autores dentro de muchos años, y la respuesta volverá a estar en la conciencia de cada lector.

No hay nada mejor que una historia que genera debate y preguntas a la gente.

Por otro lado resulta un viaje al pasado de DC, cuando alrededor de Superman empezaron a surgir personajes Kriptonianos que aumentaban el universo del planeta natal de Kal-El, pero que supone perder una de las señas de identidad del personaje. Su sentimiento de ser el único superviviente de su cultura.

Si bien hemos aceptado a Supergirl, ya que a lo largo de los años nos ha demostrado que es un personaje rico y consideramos que se ganó hace tiempo su lugar en el universo DC, añadir más personajes puede jugar en contra.

Una de las características de Superman es su labor por no volver a perder otro hogar, a pesar de que la Tierra es el único conocido. Si empezamos a introducir más supervivientes, posibles viajes en el tiempo, etc etc…. Corremos peligro de introducir demasiados cambios a Kal-El en muy poco tiempo. Tener en cuenta que el NUDC aún no se encuentra consolidado, ni mucho menos. Puede que se pierda la perspectiva y el ímpetu por las sorpresas y por los giros de guión, sigan siendo perjudiciales para el personaje.

Supergirl

Sin duda, esta saga supone la consolidación del personaje como uno de los más ricos del panorama DC. Seguimos viendo una evolución lógica del personaje, que pasa de la soledad y depresión más absoluta, a tener una esperanza y a sentirse útil y querida de nuevo.

Aparte de que recibe un importante lección. El pasado no se puede cambiar y ante una tragedia, lo mejor es seguir avanzando. Día a día.

Por otro lado, observamos que como buena adolescente, su mente aún es débil y puede sentirse influida por terceros, si piensa que sus sueños pueden hacerse realidad.

Aún le queda un largo proceso de maduración (su reacción ante el clon llamado Superboy) y será interesante ver su evolución en los próximos números.

Dibujo

Lo bueno de la publicación de ECC Ediciones es poder disfrutar en un tomo de los estilos de cada artista.

A excepción de Superboy donde se alternan varios dibujantes (tomo 2) algo que es un error ya que cada 6 páginas, más o menos, cambian de artista y al final consigues unos dibujos coherentes pero sin un estilo en concreto.

Tanto Mahmud Asrar en Supergirl como Kenneth Rocafort en Superman, consiguen que la historia tenga una excelente riqueza visual.

Respecto al dibujante de Kara, sigue demostrando que sus viñetas a toda página cuentan con una gran espectacularidad y esos planos que nos acercan tanto a los personajes, consigue que nos sintamos en mitad de la historia o de la batalla.

Por último, Rocafort tiene uno de los estilos más originales que he visto. Empezó en 2005 a nivel profesional y en 7 años ya se encuentra dibujando en una de las colecciones más míticas del noveno arte.

Sus viñetas siempre tienen un fondo fijo, reflejando el escenario principal y después divide la secuencia en figuras geométricas donde desarrolla la acción.

Consigue que nos sintamos dentro del escenario y le permite jugar mucho con los personajes. Planos pequeños, más grandes, en una esquina, en el centro, pero siempre sin perder el sentido argumental y a favor de la historia. Nunca por querer sobresalir.

Aunque debo reconocer que últimamente en las colecciones de Superman, merece más la pena los dibujos que el guión.

Conclusión

La primera saga de la familia de Superman bebe mucho de los años clásicos y su planteamiento inicial no resulta sorprendente ni original.

Ahora bien, gracias al trabajo de los guionistas de las tres colecciones y en especial a sus dibujantes, consigue ser una trama ágil, bien llevada y que nos deja con ganas de más.

Una trama que evoluciona los personaje de Superboy y de Supergirl (excelente el trabajo de Mike Johnson en la colección) pero que no supone ningún avance respecto a Superman, aquí el típico secundario de lujo que sabe que no es su momento y que ya tendrá tiempo de exponer el conflicto en su colección.

 

Iskander López.

 

 

 

0