Superman: Sin Límites

Superman: “Sin límites”

No entiendo a la división animada de DC/Warner. Una vez que han alcanzado un buen nivel en las secuencias de acción (Aunque siguen pecando de escenas muy exageradas, respecto a los tiroteos entre delincuentes y la policía) y conseguir un nivel de animación bastante bueno (Aunque los factores metereológicos aún se pueden mejorar, en especial su efecto en la ropa, capas.. etc), deberían potenciar el lado más humano y mejorar el desarrollo de los personajes – un ejemplo sería, “All Star: Superman” donde se centraban más en la acción que en el transfondo humano de la historia.

En esta ocasión, nos encontramos ante una libre adaptación de la historia “Brainiac” escrita por Geoff Johns y dibujada por el maestro Gary Frank, guionizada por Bob Goodman que ya realizó la adaptación de esa joya que es “The Dark Knight Returns”.  

Uno de los aciertos de la película es centrar la tensión entre Kara y Kal-El. Asistimos a una presentación excelente del personaje de Supergirl, desde el primer momento. Observamos sus ganas por demostrar su utilidad en la lucha y a continuación sus emociones al tener que lidiar con la desaparición de su hogar.

Otro de los aciertos es el conflicto con Brainiac. Aparte de la excelente interpretación de John Noble, consiguen dotarle de un entorno aterrador y de unos diálogos firmes con frases directas y breves, dejando pausas para acentuar esa personalidad “automática”.

Respecto a los aspectos negativos tenemos la relación con Lois. Una escena para intentar dotar de varias capas a la relación pero que no aporta nada nuevo y solo repite algo visto en otras películas o cómics (La escena de la cena en su apartamento).

Aunque lo verdaderamente sangrante es el nulo protagonismo de Pa Kent. Vital en el cómic, reflejando de que a pesar de la victoria, Brainiac consiguió arrebatar a Superman parte de su vida al fallecer su padre. Las charlas con su padre (recordar la maravillosa portada del “Action Cómic 869”) o el excelente epílogo son olvidados por su guionista, ya que prefiere inventarse un combate demasiado extenso – le venía bien unos minutos menos- imaginando que la juventud actual pide esas secuencias. La consecuencia de esa decisión es dejar de lado uno de los momentos más emotivos del personaje en su historia reciente. Reduciendo a Pa y Ma Kent a un chiste final sin demasiada gracia.

Una vez más, prevalecen los golpes frente a los personajes.

El director James Tucker (Experto en dirigir episodios de JL), realiza un buen trabajo respecto a las secuencias de acción. No tanto en la inicial, por lo comentando al principio – demasiados tiros al suelo-, pero una vez asistimos al conflicto principal somos testigos de coreografías vivas, midiendo bien los tiempos y jugando con el zoom en los personajes (excelente el uso en la secuencia del minuto 36, con Superman cayendo al suelo).

 

Centrándonos en los actores, destacar por encima de todos al Sr. John Noble (Fringe). No solo es amenazante sino que la forma de recitar las líneas recuerda mucho a las técnicas teatrales (la forma de grabar es muy parecido a un ensayo con correcciones en las compañías de teatro). Sin duda hay que escuchar la VO. No tiene comparación, aunque la voz en castellano no es mala pero peca de un exceso de  robotización.

El hombre de acero es interpretado por Matt Bomer, rechazado para interpretar al personaje en el cine. He visto tres de sus películas y no me acaba de convencer – en especial después de ver su trabajo en “Magic Mike”. Tiene muchos tics que se notan en todos sus trabajos en imagen real y eso impide una creación plausible.

Centrándonos en su trabajo en el film que nos toca analizar, decir que su voz como Superman es correcta. Un poco más grave sería lo ideal pero no desentona. Mejor labor realiza con Clark Kent en el poco tiempo que le dan. Acelera su forma de hablar, baja el tono en las últimas letras vocalizando menos (Algo típico del medio-oeste) y su voz es suave, otorgando un toque de finura al reportero.

El resto del reparto bastante bien, tanto Stana Katic (Su Lois tiene mucha fuerza) como Molly C. Quinn, cuyo físico es perfecto para el personaje (Su Kara es la típica adolescente rebelde).

Una curiosidad. Ambas actrices comparten temporada en la serie “Castle”.

En conclusión, entretenido film que sabe reflejar la soledad de Kara y propone un villano atractivo para enfrentarlo a Superman. Por desgracia, se olvida de la historia clave del cómic a favor de alargar las peleas y la acción.

Otra vez será.

 

Iskander López

0