GRACIAS ZACK!

El siguiente artículo quiere plasmar mi agradecimiento a un director injustamente tratado y que, tal y como estoy viendo en otras webs de confianza, empiezan a reconocer su importante labor en este universo. Llega tarde, pero al igual que muchas películas que en su día fueron maltratadas o incomprendidas, el tiempo las coloca en su lugar. Fijaros que aún se habla de las mismas… ¡Quién lo diría! Hasta el editor de DC, Jim Chadwick (Injustice) ha dicho en su Facebook, irónicamente, que no sabía que existían tanto fans del director, ya que parecía que todo el mundo lo odiaba.

Cuando me gusta una película como “MOS”, “BvS” o “Wonder Woman”, escribo la crítica, hablo de ella durante un tiempo conveniente pero luego no siento la necesidad de seguir defendiéndolas ni atacar a otras para alabarla. Por lo tanto y siendo coherente, cuando una película me decepciona como “Justice League” actuó exactamente igual. He subido mi crítica (la tenéis pinchando aquí), he hablado de ella en el Podcast (lo tenéis aquí) y en las Jornadas seguro que asistiremos a un debate interesante. Pero una vez termine este fin de semana y salvo alguna noticia relevante respecto al montaje o declaraciones de sus responsables, poco más voy a tener que decir de la misma, salvo que alguno quiera compartir su opinión. En ese caso, siempre estamos abiertos a intercambiar sensaciones con vosotros.

Lo que a continuación vais a leer es mi opinión sincera sobre lo que me ha provocado Snyder con sus dos propuestas y media, con un deseo final.

Quiero pensar que se intentará aislar de todo lo que se está viviendo con el estreno de la que debería ser su despedida del universo DC (por mucho que me guste, tres películas son más que suficientes) y, en consecuencia, cerrar su trilogía. Alguna fan ya se ha puesto en contacto con él por medio de una red social y la respuesta ha sido que no ha visto aún el montaje estrenado en salas pero que siente no poder dar a los fans de “Man of Steel” y de “BatmanvSuperman” la película que se merecen. De parte de otro fan, no tienes nada de que disculparte. Lo primero es lo primero y las disculpas deberían venir de otra parte….

Desde que llegó al universo DC tenía dos caminos. Copiar a los demás, tanto a las anteriores películas de los personajes o a la moda del momento, o retarse a sí mismo y a los espectadores a ofrecer algo diferente. Su idea fue clara. Establecer una mitología moderna en donde los héroes y la sociedad iban de la mano, siempre relacionados y evolucionando de forma conjunta. Muchos fans querían la perfección desde el minuto cero (nunca he comprendido la falta de interés por algo nuevo, algo que en los cómics se ha hecho en numerosas ocasiones) pero otros agradecimos que nos dieras la historia de Superman más completa hasta la fecha. Un viaje emocional, físico y psicológico que nos ha permitido verle crecer, madurar como héroe, comprender su lugar, enfrentarse al juicio de los ciudadanos y de los estamentos estatales, emocionarnos con su sacrificio, ver cómo sin él el mundo está falto de luz, devolver la energía a un Batman sin esperanza, y disfrutar de su regreso (destrozado por unos reshoot y unos efectos que no merecen llevar tu nombre en los créditos). Sin ser el protagonista absoluto y sin salir en cada plano, has conseguido que nuestro kryptoniano sea el máximo protagonista. Que su presencia se sienta aun cuando no está era algo que no habíamos visto y demuestra tu compromiso con Kal-El. Incluso cruzaste la línea, ya cruzada en “Superman II” (montaje oficial de cine) pero en esta ocasión no era gratuito y vimos una reacción de dolor, de arrepentimiento. Como decía, nadie es perfecto y Superman no nació inmaculado, por mucho que algunos se empeñen en mostrarlo así (solo hay que leer sus primeras historias para entender que el camino seguido por Snyder no difiere de los primeros años de Siegel y Shuster).

Gracias también por regalarnos la primera unión de Batman y Superman, con Wonder Woman como guinda del pastel, en una película que aumentaba la mitología y reflejaba una situación política muy actual (el miedo al extranjero) en donde nos regalaste escenas para el recuerdo y te atreviste a utilizar un detalle de los cómics (el nombre de sus madres) para definir perfectamente una parte de sus personalidades. Pensar en los demás antes que en uno mismo y evitar que más “huérfanos” nazcan del mal. Una versión extendida que la hace mejor aún, pero al igual que la secuela del film de Donner, lo que importa es lo estrenado en cines y, aún con ciertos vacíos por el tema de no irse a más de 3 horas, fue todo un golpe sobre la mesa.

Ahora llega tu despedida. Lamentablemente, la tragedia familiar ha evitado que veamos tu obra completa y, curiosamente, aún a los que les gusta JL, por romper tu estilo, piden una versión Snyder al 100%. Sinceramente, WB no te merece. Seguro que pensando en el dinero estarán interesados en sacar una edición del director, pero solo sería por eso. Por el dinero. Lo que yo quiero es que te recuperes, que tu familia lo supere (si alguna vez se supera algo así) y que vuelvas a disfrutar del cine y de los rodajes. Solo si algún día quieres hacer tu montaje, yo seré el primero en comprarlo pero después de cómo te han tratado (puñaladas incluidas una vez que abandonaste la producción) no se  merecen beneficiarse de tu trabajo. Lo dicho, solo si quieres.

Gracias por respetarte como artista y no hacer películas con opiniones de todo el mundo. Pueden salir mejor o peor, pero ningún director de cine que se respete a si mismo hace sus obras cogiendo ideas de redes sociales o periódicos y, ni mucho menos, copia estilos de la competencia. Tiene su propia visión y la muestra al mundo. Por eso, gracias por darle al universo DC una identidad propia.

Gracias por tus años de esfuerzo y dedicación a estos personajes. Por creer que otra forma de hacer películas de superhéroes es posible.

Gracias por ser Zack Snyder hasta el final.

1 Respuesta

  1. Joder, me he emocionado. Estoy totalmente de acuerdo con tu artículo. Todavía tengo en el cuerpo e recuerdo del impacto que fue para mí ver MOS y BVS en cine. Quedarme durante la noche y el día siguiente dándole vueltas a los detalles y a las sensaciones que provocaron en mí. Y la ilusión de tener, por fin, un Superman actual y original. El otro día fue al cine, sin pretensiones, ya que la Liga tampoco es algo que me vuelva loco. La película me entretuvo, me lo pasé bien e incluso me reí con flash y con los otros chistes. Pero hace ya tres días que la ví y no tengo otra sensación que vacío. Sentir que la buena chicha, la que le da el peso a la historia, ha sido recortada sin piedad, para que la peli se quede en dos horitas. Es una pena y, como tú, solo espero que en el futuro, acabemos teniendo un montaje digno y coherente con el resto de la saga. Gracias Zack por tu visión. Man Of Steel es una obra maestra. Saludos!

Agregar comentario