Éste es Joe

This is Joe (Éste es Joe)

Os presento uno de los mejores homenajes a Superman que he visto. "Éste es Joe" es un corto creado por Francis Diaz Fontan gran fan del Hombre de Acero. Este corto se basa en la historia de uno de los creadores de Superman Joe Shuster, que trabajando de mensajero tuvo que ir a llevar un paquete a DC.

Mejor que yo os cuente el corto, es que lo veais:

 

Una historia maravillosa escrita desde el corazón que solo un Supermanero puede contar.

Hemos podido hablar un poco con su autor, y le hemos preguntado los motivos que le han llevado a realizar este proyecto y como fué el rodaje con alguna anécdotas, esto es lo que nos ha dicho:

"Soy fan de Superman desde que era pequeño, y desde que trabajo en cine, siempre he querido realizar un proyecto propio, aunque fuese un proyecto corto y modesto. Hace unos meses, un amigo (De hecho, el que interpreta a Jerry Siegel en el corto), me contó la historia de Joe trabajando como mensajero, y teniendo que llevar un paquete precisamente a DC Comics, y empecé a darle vueltas, pensé en hacer una pieza corta, contando la historia, pero que además me permitiera dar un repaso a la historia de Superman, y su evolución a través de las décadas. 

Así podría jugar con sus estilos de dibujo (Como el primer Superman de la Golden Age, el canon Boring/Swan/Kaye de los 50-60, o el realismo de los 70, al más puro estilo de José Luis García Lopez, Ross Andru, etc..), recrear portadas famosas (Como la de Neal Adams para la saga Kryptonite No More, o la primera aprarición Post-Crisis del Bromista, ilustrada por el gran John Byrne), e incluso homenajear sus etapas de dibujos animados, o esos gloriosos títulos de crédito de Superman: The Movie. "Manosear" todas esas etapas me permitiría jugar con la imagen, practicar con la cámara y con la post-producción, y contar una historia con la que casi todo el mundo podría conectar, a la vez que homenajeaba al personaje, y (en el mejor de los casos) deleitaba a los fans con recuerdos de su historia. Disfruté especialmente dibujando la etapa Byrne, con la Lois de pelo corto castaño, y me encantó dibujar al Superman de la Filmation (en el plano de la televisión antigua emitiendo los dibujos matinales), y los créditos finales de la serie animada del 97. 

Pero admito que lo que más me gustó fue crear mi propio Superman animado para el final de la pieza, por un lado, es el momento en que la historia de ambos protagonistas, que han evolucionado por separado, y con distinta suerte, se reencuentran, y el hijo arropa así, a un padre al que se le ha negado demasiado. Por otro lado, la experiencia artística de juntar un poco del Superman original de Shuster, otro poco del estilo Alex Toth de los Super-Amigos, y distintos toques de is encarnaciones favoritas, para crear mi propia versión, fue muy bonita, y, a pesar de ser un producto independiente, y de fans (y tan no- oficial que incluso cambié el nombre de la editorial), por un momento, me sentí parte del personaje. Ha sido muy bonito sacar el proyecto adelante, más bonito todavía hacerlo como me propuse, que es basicamente encargándome de todos los departamentos que pudiera (así de íntimo), y, por supuesto, lo más bonito de todo, fue ver a un montón de fans disfrutar con ello.

Dicho todo esto, me gustaría comentar que practicamente todos los actores eran fans de Superman, gente a la que he conocido a través del amor al personaje. Por ejemplo, Martín Latorre, que interpreta a Joe, o David Lorrio, que interpreta a Jerry Siegel en los flashbacks, y los que no lo eran, eran familia: Mi hermana y mi prima interpretaron a las recepcionistas Louise y Jennete, mi padre inerpretó a Jack Lievowitz, el malvado CEO, y mi primo Ignacio interpretó al joven Joe (y, como Joe, era zurdo, pero tuve que pedirle que fingiera usar la mano derecha, ya que en los planos de manos dibujando, la mano era la mía, y soy diestro). 

Como mención especial, hablaré de mis dos directores de fotografía, con los que pude contar en secuencias en las que prefería no encargarme yo de la labor de dirección de foto (y así poder centrarme en la decoración, la dirección de actores, etc...), Josu Ubiria se animó a participar el día antes del rodaje de exteriores, y lo hizo sin conocerme de nada, un gran detalle de un grandísimo profesional. Y Julio Martinez, quien se iba a encargar de la labor integral de dirección de foto en su momento, y no pudo, por problemas graves de salud, se animó a iluminar la secuencia de la recepción recién salido de quimio-terapia. El resto de la labor de fotografía la llevé a cabo yo sólo con el impetu de hacerlo bien para estar a la altura de estos dos grandes. Y uno de los mayores soplos de aire fresco del proyecto fue cuando una amiga de la profesión, Cristina Laguna, montadora profesional, accedió a revisar mi montaje, y aportar la objetividad que yo ya había perdido, después de trabajar en el material tanto tiempo, y tantas veces."

Como véis Supermaner@s, es un gustazo hablar con una persona que disfruta de su trabajo. Le deseamos mucha suerte en sus nuevos proyectos.

 

Joaquín Hernández. @Kinoel82

No hay comentarios

Agregar comentario